Seleccionar página

GUIDED HEALING MEDITATIONS WITH FERNANDO ALBERT

Meditations that are out of this world!

¿Qué le ocurre a un alma antes de nacer? Preparación antes de la nueva vida.

El Alma revisa todo antes de nacer.

Written by Fernando Albert

octubre 27, 2021

¿Qué le ocurre a un alma antes de nacer? Preparación antes de la nueva vida.

¡Hola, gente! ¿Qué tal lleváis el mes de Octubre? Espero que os haya gustado el artículo sobre el Chakra Octavo. Os invito a que sigáis explorando vuestra energía, ¡tal vez lleguéis a sentir el Noveno Chakra, o incluso, los superiores! Esta semana vamos a hablar de lo que le ocurre a un alma antes de nacer. Al igual que después de la muerte hay un camino que recorremos, lo mismo ocurre antes de nacer. Ya sabemos que “entre vidas” tenemos una “vida”: son almas sin un cuerpo y con diferentes propósitos. Al igual que después de la muerte revisamos nuestra vida, también lo hacemos antes de nacer.

Ya hemos hablado varias veces del tema de la reencarnación y la muerte. También hemos hablado de los acuerdos kármicos, e incluso de conexiones kármicas con, por ejemplo, nuestros progenitores. Sin embargo, nunca hemos hablado de la mecánica de todo este tema. Por lo tanto, lo primero que os quiero explicar es que antes de nacer planeamos muchos aspectos de la vida que vamos a tener. Quiero recalcar que esto no significa que todo esté escrito y predestinado. Yo precisamente siempre digo que no somos esclavxs del futuro, pero maestrxs de nuestro destino. Sin embargo, sí que es cierto que podemos tener una cierta tendencia hacia un camino u otro.

El karma, por ejemplo, es algo que nosotrxs mismxs decidimos afrontar. No hay un ser divino que nos vaya a juzgar y decidir el camino que debemos de tomar. Seréis vosotrxs mismxs lxs que decidáis algunos aspectos de vuestra siguiente vida, a raíz del autoanálisis al finalizar la vida actual.

Es la hora de empezar a planear la siguiente vida.

Antes de empezar, quiero explicaros que es muy posible que decidamos o planeemos muchas cosas para la vida que vamos a empezar, pero que después ocurran o no, es cosa nuestra. Es precisamente gracias a nuestro libre albedrío que podemos optar a un camino diferente del que inicialmente planeamos. De hecho, yo no siento que sólo nos centremos en el karma y en el desarrollo del alma, sino que nos centramos en muchas más cosas. Por ejemplo, yo siempre he tenido memorias desde pequeño sobre un evento antes de nacer. Puedo recordar el astral, y cuestionarme posibilidades en mi nueva vida como, por ejemplo, ser un hombre o una mujer. Recuerdo cuestionar ventajas y desventajas de escoger un sexo o el otro. No recuerdo mucho, pero estoy seguro de que en esos momentos tenía en cuenta mis múltiples vidas pasadas.

Y es muy posible que vosotrxs también recordéis cosas de antes de nacer (al igual que de vidas pasadas). En ese caso no es vuestra imaginación, sino una memoria astral de antes de nacer. También os quiero comentar que es posible ver muchos aspectos sobre estos momentos en vuestros Registros Akáshicos. Durante una lectura de alma y propósito de vida, podemos explorar los diferentes acuerdos que habéis hecho antes de nacer, y podréis entender muchas cosas sobre vosotrxs, vuestra vida y vuestra existencia.

Planeamos antes de nacer.

¿Cómo es todo antes de nacer?

Estoy seguro de que algunxs de vosotrxs os podríais hacer esta misma pregunta. Yo voy a contestarla por lo que me dicen mis Guías Espirituales, y por las experiencias y recuerdos que tengo. Es posible que tengáis alguna memoria sobre estos momentos en vuestra existencia, así que nunca descartéis una memoria, aunque os parezca muy rara. Si notáis en vuestro corazón que hay una conexión auténtica con esta memoria, es muy posible que recordéis estos momentos. También os quiero recordar que esto es posible con una memoria de una vida pasada.

No podría describir un mundo como tal, o un paisaje en específico, sino que yo como lo recuerdo es como si fuera el espacio, pero en vez de estrellas, había como una luz hecha de nubes grises, o incluso, niebla gris. Aunque fueran tonos grises y negros, todo era muy brillante y los colores eran muy vivos con un negro vívido e intenso, y un gris casi plateado. La vibración la recuerdo muy alta, pero no tan alta como en el plano astral. Para que me entendáis, es como si fuera una mezcla del astral y del físico. Todo parecía moverse en cámara lenta, o como con muy baja gravedad.

Aquí, el movimiento sucedía con sólo visualización. Sin embargo, no recuerdo tener una conciencia para explorar y dejar este lugar. Era un poco más como si estuviera esperando por algo. No recuerdo que hubiera ningún tipo de estímulo. Todo estaba quieto, no había sonido. Es posible que hubiera dualidad, al menos, parcialmente. Aunque también parecía haber una conciencia colectiva.

Últimos pasos antes del principio.

Yo creo que se toman más decisiones antes de nacer que cuando revisamos la vida después de la muerte. Ya que es el comiendo de una vida, y empezamos a prepararnos para sacarle todo el partido. Un factor muy importante en estos momentos es posiblemente los retos y dificultades que el alma quiera afrontar. Esto dictará lo que el alma desee para su siguiente vida, es decir, será una mezcla de nuevas experiencias en la vida (positivas y negativas), y limpiar problemas kármicos. También se decide si esta alma va a conectar de nuevo con otras almas y un conjunto de cosas que dictarán la siguiente vida.

En estos momentos también se toman decisiones como los siguientes padres/madres o incluso la sexualidad (que puede ser o no la misma que el cuerpo físico). Es posible que también se decidan otras cosas como dones, propósito de la vida, experiencias que “marcan la vida”. O por lo menos, el alma proyecta el deseo y la posibilidad de tener esa experiencia. No lo podría decir con exactitud.

Y empezamos un largo camino.

Siento que todo esto sucede cuando el alma está a punto de encarnarse en su siguiente vida. Dudo mucho que las almas perciban tiempo lineal en este plano. Por lo menos, yo no percibí el tiempo durante “mi estancia” en ese plano. También es posible recordar eventos como, por ejemplo, un aborto. Un alma que “va a nacer” dos veces, pero sólo nace una. Y os puedo decir que no hay nada negativo ni que dé miedo o dolor, es simplemente como volver atrás una casilla, y volver a nacer. Hablaré más sobre este tema en un futuro.

Espero que os haya gustado la entrada. A mí me ha parecido muy interesante ya que es un tema del que no se habla mucho, pero merece la pena. Ahora ya entendéis un poquito mejor la mecánica de la vida en conjunción con la reencarnación. Os será mucho más fácil entender muchas cosas de vuestra vida. Y bueno, para la semana que viene, como es el primer miércoles, toca pronóstico. Llevamos ya cuatro años con estos pronósticos y me encanta hacerlos. Vamos a ver qué tal viene Noviembre. ¡Pero todo esto en una semana! Nos vemos el próximo miércoles. ¡Espero que paséis una semana genial! Estaré de vuelta la semana que viene.

¡Ah! Y si no queréis perderos nada, os invito a que os suscribáis a mi newsletter, donde además encontraréis contenido exclusivo. Podéis hacer click en la imagen de abajo para suscribiros:

Suscríbete y consigue una meditación guiada.

Os invito a que le echéis un vistazo a las entradas anteriores: quinto año, cuarto año, tercer año, segundo añoprimer año.

Mucha luz y amor,

¡Te deseo mucha abundancia! (Inicio)

Rev. Fernando Albert

Gracias por leerme!

Tags: para reflexionar, sabiduría, vida espiritual

Related Posts…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat