¿Cuál es la diferencia entre un sueño lúcido y un viaje astral?

El desdoblamiento espiritual y los sueños lúcidos son diferentes. ¿Estás soñando?
¿Que diferencias hay entre un sueño lúcido y desdoblamiento espiritual?

¡Hola gente! Espero que estéis teniendo un Noviembre de fábula. ¿Vas a hacer algo para Halloween? Según escribo esto, creo que esta es una buena entrada para Halloween (no estaba intencionado.) Que te parece, cazar unos vampiros en un sueño lúcido? ¿Estás soñando? Quizás te quieras convertir en un Zombie y empezar el Apocalypses! O tal vez, te apetezca visitar el Universo en tu cuerpo astral gracias al desdoblamiento espiritual. Échale un vistazo a esta entrada sobre espiritualidad, te ayudará ya que habla de otros estados de conciencia. También es muy importante conocerse uno mismo, te será más fácil identificar en que realidad estás.

Una cosa os digo: ¡No son lo mismo!

Como iba diciendo, tal vez, ni te gusten los vampiros, zombies o cualquier cosa por aquí que sea algo tenebrosa. Prefieres estar en un estado de felicidad profunda en el Plano Astral. ¡Serás como un Fantasma! Podrás incluso ver tu cuerpo físico y encontrarte en tu «yo fantasmal.» Desde luego, ¡no hay disfraz mejor que ese! El único problema, es que si estás en tu forma astral, sólo médiums the podrán ver… ¡vaya!

Aunque esta entrada no es de Halloween aunque lo parezca, te acabo de dar una pequeña introducción y te acabo de comentar un par de cosas a estos estados maravilloso de conciencia; sueños lúcidos viajes astrales. Pero bueno, vamos a centrarnos con más seriedad en el tema de hoy. Como el 31 aún no ha llegado, ¡dejemos a los zombies para después!

Los sueños lúcidos y el desdoblamiento espiritual.

Así que voy a compartir brevemente qué son estos dos estados de conciencia extraordinarios:

Sueño Lúcido.

Todos soñamos, todas las noches. Podemos recordar los sueños o no, pero los tenemos. Un sueño lúcido es un sueño donde sabemos que estamos soñando, durante el propio sueño. Tenemos esta realización cuando sabemos que estamos en el mundo soñado y que estamos en nuestro cuerpo soñado, soñando. Podemos hacer lo que nos de la gana, ya que no hay ningún tipo de repercusiones o karma. Puedes tener un sueño lúcido para potenciar una habilidad específica o intentar algo que quizás, en el mundo físico no te sientas capaz.

De hecho, hay cirujanos que la noche anterior a una operación difícil, inducen un sueño lúcido y hacen la operación en el mundo soñado, para practicar. Actores, atletas, ingenieros… algunos de ellos usan los sueños lúcidos para mejorar aún más. Puedes tener más o menos control en el sueño, ¡pero eso ya depende de tus habilidades! Estarás feliz y entusiasmado durante un sueño lúcido, sintiéndote libre, ¡te lo pasarás en grande! Echa un vistazo aquí si quieres aprender a inducir un sueño lúcido. Y esta entrada donde hablo de los diferentes tipos de sueños te va a ayudar un montón.

Desdoblamiento espiritual (Viaje Astral).

También experimentamos Viajes Astrales durante las horas de descanso. Normalmente, durante las fases del sueño profundo, nuestra alma «se va» del cuerpo físico, pero siempre conectado al mismo gracias a un «cable plateado indestructible» La inmensa mayoría (incluso una vida entera) no recuerdan nada de sus propios desdoblamientos espirituales. Sin embargo, suceden de todos modos. Estoy seguro que alguna vez te has despertado de un susto, ya que te da la sensación que te has caído en la cama desde una gran altura. Incluso, puedes oír el «golpe» en plan, «BAMMM!» Tu corazón late con fuerza y tu respiración está acelerada, ya que parece que te has caído desde una gran altura.

Quizás sea el caso del final de una pesadilla no-lúcida que estabas soñando, pero lo más probable es que recuerdes la pesadilla.

Sin embargo, en la mayoría de los casos, esto sucede porque estabas en el Astral y has vuelvo a tu cuerpo de forma violenta y repentina. Quiero mencionar que esto es sistema de autodefensa que tenemos para que los viajes astrales sean seguro. Es imposible perderse en el Plano Astral, y tampoco nos podemos morir, incluso si quisieras morirte, no puedes de esta forma. El cable de plata «tirará» del cuerpo Astral para que entre de nuevo en el Físico.

Si algo o alguien te toca el cable plateado, ya sea en el plano físico o astral, o si tocan tu cuerpo físico, te vuelves inmediatamente al cuerpo y tu viaje finaliza. Tu desdoblamiento espiritual finalizará inmediatamente. No se puede prevenir, estemos o no conscientes del viaje. Os quiero comentar que estoy trabajando en un curso de Viajes Astrales en estos momentos. Listo aquí. Por lo tanto, si estás leyendo esto, quiero que sepas que pronto estará listo! Mientras tanto, te invito a que leas un poco más sobre los viajes astrales en esta entrada de blog de hace unas semanas.

Os quiero invitar también a que le echéis un vistazo a esta guía de desdoblamiento espiritual, para poder empezar a profundizar la técnica. También es bueno tener los chakras sanos.

Puedes aprender como tener un viaje astral o sueño lúcido.

Ahora que ya tienes una base sobre estos dos estados de conciencia, estoy seguro que ya has sido capaz de percibir algunas diferencias entre estos dos, pero voy a compartir algunas de ellas, que así profundizamos un poco:

Los sueños lúcidos ocurren en nuestra mente y dentro del «plano soñado», por lo tanto, no hay ni karma ni repercusiones… todo se vale.

Un desdoblamiento espiritual sucede en el Plano Astral, el cual navegamos con nuestro Cuerpo Astral. El Plano Astral (especialmente los astrales inferiores) están muy cerca y es casi igual que el plano Físico. Tu «dormitorio soñado» puede cambiar (y cambia) entre diferentes sueños, cuando haces un viaje astral, vas a ver todo igual siempre, de la misma forma que lo ves despierto. El tiempo no es lineal en el Plano Astral (y en el plano soñado, es totalmente errático.) Por lo tanto, a veces puede haber anomalías en el tiempo (me encanta esa palabra cuando hablo del espacio-tiempo!)

Es posible que veas, una lámpara por ejemplo, que estuvo en esa habitación hace años, o, quizás, una lámpara que (te encanta) no reconoces. Es posible que en un futuro, te encuentres con esa misma lámpara en una tienda y la desees comprar.

Saliendo de una pesadilla no lúcida, (sólo al final), ¡me asusté al ver la lámpara!

Realmente, nuestro tiempo tampoco es lineal, pero lo percibimos como tal, y en el astral, lo dejamos de percibir. Por lo tanto, un viaje astral es la vida real. De hecho, podrás interactuar (hasta cierto punto) con el plano físico. Como por ejemplo, leer algo o ver algo, y a la vuelta, poder darte cuenta de lo que viste en el astral es lo mismo que hay en el físico (incluso sin haberlo visto en el físico antes.) Si tienes malas intenciones en l plano astral, tus acciones podrían ser kármicas, o, en la mayoría de los casos, obtendrás información absurda y errónea. Cuando estás soñando, ¡estás soñando!

El nivel de felicidad durante un desdoblamiento espiritual es masiva y mucho más potente que cualquier sentimiento positivo que te pueda causar un sueño lúcido. Te vas a quedar con sentimientos positivos y de buen rollo durante muchísimo (y uso el «ísimo» aposta) más que el de un sueño lúcido. De esta forma lo sabrás con certeza.

En este punto quiero comentar algo de lo que me he dado cuenta durante muchos de mis viajes.

Si tienes algún nivel de «preocupación» o necesidad de planificar (como por ejemplo, «quiero ir a este sitio», o, «no me quiero despertar aún»), significa que estás soñando en un sueño lúcido. Puedes llevarte tus metas a un sueño lúcido, y durante un sueño lúcido podemos recordar las cosas de nuestra «vida durante despiertos,» y con la habilidad de razonar. Durante un sueño lúcido, pensarás en no querer despertarte, o quizás en completar alguna tarea o reto que te hayas llevado a la almohada. Todo esto es maravilloso, pero pertenece al mundo de los sueños. Sin embargo, cuando sales de tu cuerpo dejas de percibir tiempo lineal.

Tu felicidad se disparará a niveles inimaginables.

Sólo por esta razón, si estás fuera de tu cuerpo, nunca pensarás en cuando vas a volver, tampoco tendrás la necesidad de completar ciertas tareas (en un lúcido si porque el ego también despierta si estás lúcido.) Y si lo haces, no es desde una base egocéntrica. En el Astral, cuando piensas en si volverás a tu cuerpo, ya te encontrarás en él, pero durante el desdoblamiento espiritual, no pensarás en el cuerpo. Durante un viaje astral, todo da igual, estás en un estado de regocijo absoluto, y sólo serás capaz de percibir el aquí y ahora.

Te sentirás como conciencia pura y muchas veces tan siquiera tendrás un cuerpo. (En un sueño es posible que estés al tanto y notes que tienes un cuerpo, ya sea el nuestro mismo o uno soñado.)

Unas cuantas diferencias más:

  • Si estás soñando en un sueño lúcido y piensas en tu cuerpo físico, probablemente no pase nada, o quizás, ¡invoques un clon o algo! Sin embargo, si estas en el plano astral y piensas en tu cuerpo, ¡te vuelves!
  • Un médium puede ver a alguien durante un desdoblamiento espiritual (en el mismo momento que sucede), de hecho, pillé a Lisa Williams haciendo un viaje astral hacia me. Era para unirme a uno de sus talleres, y antes de aceptarte, tenía que revisar tu aplicación, y aparentemente, también uso el Plano Astral para dicha revisión… Ella pudo validar esto ya que me lo confirmó cuando la conocí en persona. Pero alguien que esta en un sueño lúcido, no podrá conectar con un médium (sin embargo, en un estado de sueño lúcido, es posible contactar más fácil con los seres queridos que han cruzado al otro lado.)
Para los de tráfico, jaja:
  • Hay un cierto nivel de «esfuerzo físico» durante un sueño lúcido. No te vas a cansar, pero para saltar, tienes que hacer el movimiento. En un viaje astral, te mueves con el pensamiento. Si quieres ir a algún sitio, piensas en ese sitio y casi al instante, llegas. Gracias a esto, puedes viajar a cualquier sitio. Yo de hecho, he visitado unas cuantas veces las Pléyades.  Eso son 400 años luz recorridos en un segundo o dos.  En kilómetros, es una distancia de 3,784,292,189,032,320.  Eso, en velocidad hablamos de 681.172.590.000.000.000.000.000.000 KM/hora. ¡Menos mal que no te pueden multar en el Astral!

Puedes saltar de un sueño lúcido a un viaje astral. ¿Estás soñando?

Vaya velocidades…

Acabo de mencionar los puntos más esenciales, pero, ¡hay más! Esos los tendrás que descubrir en tus propios viajes astrales y sueños lúcidos. Pero básicamente el aspecto principal es que estás en un plano diferente de existance, se nota diferente, el resultado energético de visitar cada uno de esos planos es diferente. Las experiencias son masivamente diferentes, pero siempre te traerán sentimientos de libertad y abundancia. Si comparas un desdoblamiento espiritual con un sueño lúcido, hace que el sueño lúcido parezca casi ( y dije casi) una pérdida de tiempo (pero también tiene su encanto, ¿eh? Estar soñando es maravilloso.

Por cierto, es posible llegar al plano astral desde un sueño lúcido. Es muy fácil, de hecho. Lo único que tienes que hacer es volar a una altura considerable, como un edificio, o un pico muy alto o a un avión. Tendrás que tener un mínimo de control sobre tus sueños y poder volar decentemente.

Descubre como tener un desdoblamiento espiritual a través de un sueño lúcido.

Antes de continuar, te invito a que leas una de mis experiencias, corta pero profunda!

Una vez llegues a este lugar, ponte en la punta y déjate caer, de espaldas en caída libre (si quieres, asegúrate que estas soñando una vez más). Si te tiras de cabeza o en plancha, es mucho más difícil, ¡créeme! La razón es que al no ver el suelo, es más fácil caer «durante más rato» y tienes «más tiempo» para centrarte en la proyección astral. Según caes, visualiza tu deseo de tener un viaje astral. Si ya conoces el plano astral, visualiza «lo que se nota cuando estás en el astral». Si nunca te has proyectado antes, visualiza que cada vez eres más ligero, tanto que flotas fuera de tu cuerpo.

¿Se pensará el alma que le va a pasar algo a tu cuerpo físico?

Si ha funcionado, probablemente te encontrarás flotando encima de tu cuerpo, deberás abandonar tu habitación lo antes posible, así no te vuelves antes de tiempo. Recuerda, pensar en suficiente. Piensa en las estrellas, y aparecerás entre ellas. Disfruta de tu desdoblamiento espiritual.

¿Y si falla?

Si no te ves en el plano astral (créeme, sabrás que estás en él si lo estás), sigues soñando. Vas a cuestionar si estás en el astral, y es posible que te des cuenta que es un sueño. Quizás te proyectes a una pesadilla, y te piense que te has ido a «un sitio raro» en el astral. Me pasó una vez que después de intentar proyectarme desde un sueño lucido aparecí en un laberinto hecho de lava con un demonio y un efreet. Me llevaron a un sitio, pero en el camino, me di cuenta que no había ido a un astral inferior, sino a otro sueño. Había unas escaleras (5-6 nada más) y las aproveché para tirarme de espaldas y esta vez si que pude salir. Con práctica, con poca altura llega.

Cuando no sepas donde estás:

Haz un chequeo de realidad. Mírate las manos. Si las puedes ver y no son tus manos correctas, estás soñando. Si tus manos parecen normales o no las puedes encontrar, intenta otro chequeo. Intenta leer algo. Es muy difícil leer algo en un sueño, y nunca tiene sentido (el lado izquierdo de la mente esta «apagado»). Si lees algo dos veces, leerás cosas diferentes. Aquí ya tienes el truco. Si no pudiste leer, estás en otro sueño. Si también puedes leerlo, mira tu cuerpo, prueba la gravedad.

¿Estás flotando? ¿Cómo te sientes? ¿Te notas como un «fantasma»? Si puedes leer, puedes ver todo normal a tu alrededor pero no estás en tu cuerpo físico, bienvenido al plano astral. Espero que disfrutes de tu desdoblamiento espiritual. Y si tu cuerpo es normal y todo es normal, lo más posible es que estés despierto. Como último recurso para asegurar del todo, intenta aguantar la respiración todo lo que puedas (tapa nariz y boca.) Si puedes respirar, estás soñando. Los despertares falsos son muy comunes con este proceso, sobretodo al principio.

A veces, estarás de vuelta en el plano físico, la técnica no es infalible.

Y si no puedes respirar, junto a un gran deseo por un poco de oxígeno, te darás cuenta que estás despierto. Quédate relajado. Aunque te hayas despertado, tu cuerpo físico sigue muy relajado y cómodo, por lo que es fácil hacer un WILD (lo explico en Dominando los Sueños Lúcidos.)

Bueno, pues al final fue bastante más largo de lo que pensé, pero es un tópico muy interesante 🙂 Espero que lo hayáis disfrutado. Mucho más está disponible en el curso de cómo hacer un desdoblamiento espiritual que he preparado. Te ofrezco un descuento especial en Udemy. Haz click en la imagen para más información y el descuento:

Aprende a inducir un desdoblamiento espiritual.

Y la semana que viene, algo nuevo. Haré un pronóstico general para el mes de Noviembre (en inglés, pero sólo el primer mes) en Youtube. No te lo pierdas la semana que viene. ¡Nos leemos en una semana! Espero que paséis una semana genial! Estaré de vuelta la semana que viene.

Ah! Por cierto, si no queréis perderos nada, os invito a que os suscribáis a mi newsletters, donde además encontrarás contenido exclusivo. Lo puedes hacer haciendo clic en la imagen de abajo:

Suscríbete.

Te invito a que le eches un vistazo a la entrada del primer año.

Mucha luz y amor,

Te deseo mucha abundancia! (Inicio)

Rev. Fernando Albert

gracias

Deja un comentario

Switch to English

english

Apúntate a mi lista de correos

meditacion gratis

Apuntate a mi lista de correos!

Descarga tu meditación!
© 2019 Poderosas Meditaciones Guiadas con Fernando albert.

Other websites:

  • Readings and Healings (English)

  • Guided Healing Meditations (English)

  • Backup/Express (English)


  • Lecturas y Sanaciones (Spanish)

  • Backup/Express (Spanish)


  • A %d blogueros les gusta esto: