Aprende sobre las conexiones kármicas. Hay mucho detrás!

Las conexiones kármicas pueden ser muy poderosas.
Conexiones kármicas con otras personas.

¡Muy buenas a todos! ¿Habéis trabajado ya esos Chakra Corazón? Si lo habéis hecho, seguro que notáis una gran mejoría en vuestras vidas. En caso que no sepáis de que hablo, podéis leer la entrada del Chakra Corazón aquí. Esta semana hablaremos sobre las Conexiones Kármicas. Por qué siempre conectamos con un tipo de persona en específico, por qué no nos podemos quitar a una persona de la cabeza o por qué atraemos ciertos bucles o experiencias recurrentes. A veces nos encontramos a personas que nos parece que conocemos de toda la vida, aunque nunca las hayamos conocido antes. Pero vamos a empezar desde el principio. ¿De qué va todo esto de las Conexiones Kármicas?

Probablemente la mayoría de vosotros, o más bien todos vosotros, habéis tenido ya numerosas vidas pasadas y habéis conectado con muchísimas almas a lo largo de vuestra existencia.  Nuestras acciones de ahora mismo nos están influenciando a nosotros y a otros.  Así mismo, nuestras acciones del pasado influyen en nuestro presente.  Y, además, todas esas acciones van a afectar a nuestro futuro. Es un lío, lo sé. Solo piensa que todas nuestras acciones de vidas pasadas van a influenciar tu vida actual y también tus vidas futuras.

Conexiones de amor, amistad, trabajo… y mucho más.

Quizás todo esto suene mucho a karma y es que, en cierto modo, es lo que es. Pero me quiero centrar en las Conexiones Kármicas. Básicamente, Conexiones Kármicas son aquellas que suceden cuando dos almas se reencuentran con el motivo principal de limpiar un problema kármico entre ellas, resolver algo de vidas pasadas o incluso, por algún acuerdo que ambas almas hayan hecho antes de nacer en esta vida actual (ya sean negativos o positivos). Os voy a ayudar a identificarlas:

El suceso más común, es que haya algún problema sin resolver o alguna lección espiritual que aprender. Es posible que en una vida pasada hayamos hecho daño a alguien y, posiblemente, hayamos generado karma al no tratar a la otra persona con respeto. Muchas veces, en esa misma vida o «entre vidas» nos prometemos a nosotros mismos mejorar ese error y, muchas veces, queremos volver a encarnarnos para «esta vez hacerlo bien». Es posible que la otra persona tenga los mismos errores o lecciones espirituales que aprender.

Una conexión kármica es un puede ser un problema sin resolver.

E incluso es más posible aún que parte de los problemas sin resolver de la otra persona, sean contigo. En este caso, generalmente ambas almas deciden que se van a encontrar en la siguiente vida, por lo que se genera un acuerdo espiritual para conectar con esa persona en específico. Y sin sorpresa alguna, acabamos conociendo a esa persona. Entonces, podríamos decir que se tiene una Conexión Kármica con esa persona.  Es posible saber si se tiene este tipo de conexiones a través de los Registros Akáshicos.

Las conexiones kármicas entre almas pueden ser muy poderosas.

Gracias al Ego y quizá, a una sociedad donde el nivel de competencia es sublime y donde no se nos enseña la unidad, pero la separación, el orgullo y otros aspectos negativos que todos conocemos de la sociedad de hoy en día, generamos karma. Todo esto dificulta las conexiones espirituales, contratos espirituales y metas que nos hayamos puesto. No todas las Conexiones Kármicas se solucionan. Porque ese acuerdo exista, no significa que se vaya a llevar a cabo.

Se puede olvidar con facilidad y la sociedad en la que vivimos, incita a ese olvido. Estoy seguro que os ha pasado que tenéis una experiencia negativa con una persona (en el amor, por ejemplo) y que aparentemente, lo mismo sucede en todas las relaciones que tienes. Esto puede llegar a ser muy confuso y frustrante, pero es importante entender la situación y aprender de ella, de ese modo no se repetirá. Se pueden tener Conexiones Kármicas con varias personas, pero muchas veces, podemos darnos cuenta que un problema o reto en específico se replica y ocurre muchas veces.

Miles se encuentran en esta situación, cientos se dan cuenta y lo curan.

Eso sucede porque hemos acordado con nosotros mismos superar un reto en específico, y cuando se presenta así, se repite hasta que aprendamos la lección. Por eso es muy importante observar todo tipo de relaciones o situaciones repetitivas, y aprender de ellas, de esa forma creceremos espiritualmente, aprendemos la lección no se repetirá. 

Hay situaciones donde deseamos conectar con almas para llevar a cabo una meta que juntas pueden realizar.  No siempre tiene porque ser el amor o la amistad. A veces los propósitos son otros mucho más específicos y una vez se llevan a cabo, ambas almas seguirán con sus respectivas vidas. Otras conexiones de este tipo pueden suceder porque simplemente dos almas han tenido buenas vidas juntos (da igual en qué forma).

Hay más tipos de conexiones como, por ejemplo, las conexiones entre padres e hijos (estas tienen detrás mucha más información de la que os imagináis), los gemelos de llama y las conocidas, almas gemelas. Pero de todo esto, y más, hablaré en una entrada. Hay muchos tipos de conexiones kármicas.

¿Y qué hago con estas Conexiones Kármicas?

Realmente no hay nada que temer, ni tampoco hay nada negativo. La meta final de todo esto es el crecimiento personal y espiritual de uno mismo. El aprendizaje depende de la lección y de las ganas que uno tenga en progresar. Muchas veces es bueno encontrar el porqué de una situación repetitiva ya que nos ayudará a identificarlo con más facilidad. A través de la meditación (para encontrar tus propias respuestas) o a través de lecturas psíquicas. 

Muchas veces, todo esto no es necesario, ya que un buen nivel de comunicación con la otra persona es más que suficiente, sobre todo si esta persona también mantiene buena comunicación contigo. Cuando se solucionan los posibles problemas que haya causado una relación kármica, dicha relación puede llegar a ser muy fuerte y profunda (en especial, a nivel de amor si lo había en un principio.) Así que no os tenéis que preocupar con esto. Hay que observarse a uno mismo, observar a los demás y en el caso de estar muy perdido, encontrar ayuda a través de un psíquico o tú mismo a través de la meditación.

Todas las conexiones kármicas tienen un propósito, siempre.

¡Pues ya hemos llegado al final! Espero que os haya parecido interesante. Este es un tópico que a veces trae confusión y nos da la sensación que hemos caído por un agujero sin fin. Pero realmente, si se pone el corazón y se hacen las cosas bien, estas conexiones pueden volverse muy profundas. La semana que viene vamos a hablar de un tema parecido, pero quizás, más interesante. Siempre afirmamos, «No he sido yo quien ha escogido a mis padres.» Y ¿qué pasa si os digo que esa afirmación no es correcta? Os preguntaréis por qué, pero hasta la semana que viene, no se va a saber. ¡Así que no te lo puedes perder! Espero que paséis una semana genial! Estaré de vuelta la semana que viene.

Ah! Por cierto, si no queréis perderos nada, os invito a que os suscribáis a mi newsletters, donde además encontrarás contenido exclusivo. Lo puedes hacer  haciendo clic en la imagen de abajo:

Suscríbete.

Mucha luz y amor,

Te deseo mucha abundancia! (Inicio)

Rev. Fernando Albert

gracias

Deja un comentario

Switch to English

english

Apúntate a mi lista de correos

meditacion gratis

Apuntate a mi lista de correos!

Descarga tu meditación!
© 2019 Poderosas Meditaciones Guiadas con Fernando albert.

Other websites:

  • Readings and Healings (English)

  • Guided Healing Meditations (English)

  • Backup/Express (English)


  • Lecturas y Sanaciones (Spanish)

  • Backup/Express (Spanish)


  • A %d blogueros les gusta esto: