GUIDED HEALING MEDITATIONS WITH FERNANDO ALBERT

Meditations that are out of this world!

Hablemos un poco sobre la Muerte, ¿a dónde vamos después?

La Muerte es un paso más.
¿Qué es posible que pase después de la muerte?

La semana pasada hablamos de estar conectadxs con nuestro Chakra Raíz y esta semana vamos a hablar de la muerte, ¡vaya cambio! Pero este artículo no será siniestro, ni tendrá ningún miedo, ¿y sabéis por qué? Porque no hay nada de que preocuparse por la muerte. NADA. Y con esto, sólo me refiero a “lo que sucede después”. Siempre es difícil perder a alguien cercano o que “alguien se vaya demasiado pronto”. Por cierto, quiero señalar que la muerte no se puede predecir. Los de “arriba” (nuestros Guías, por ejemplo) nunca lo van a compartir. Nadie puede predecirlo. El plano Astral simplemente no lo permite ni tiene tiempo lineal. Otra cosa sería un Walk-in.

La transición de la muerte es un pasito.

Mucha gente me pregunta sobre este tema, es algo espiritual y sentí que sería bueno escribir un poco y contaros mi opinión. Hay mucha información online, religiones, científicos y películas para estropear lo que sabemos sobre la muerte. He encontrado muchas personas enfermas con este miedo y es porque esta mezcla de información sobre la muerte es la que trae nuestro miedo a la luz (irónicamente). Nadie puede hablar con certeza sobre la muerte porque todavía no la hemos experimentado personalmente (morir en sueños lúcidos o pesadillas no cuenta jajaja).

Sin embargo, hay muchas enseñanzas por ahí, pero yo quiero contribuir al lado positivo de este campo. También he viajado astralmente varias veces, y solo eso ya desmiente todos los mitos de la falta de existencia después de la muerte. Ya sabéis que me conecto con el Plano Astral muchas veces al día y os puedo decir que definitivamente hay mucho más después de la muerte.

Lo siento mucho, ciencia.

Así que, vamos a empezar desde el punto de partida donde el fallecimiento comienza a ocurrir. Bueno, antes de nada, quiero hacer un inciso: es común que, en las muertes trágicas como los accidentes, el alma (en un acto reflejo) abandone el cuerpo físico una fracción de segundo antes y no reciba la parte traumática de la muerte. Antes de seguir, voy a hacer otro inciso más: sólo me concentraré en la muerte del ser humano, pero es lo mismo para los animales y cualquier criatura.

Todo lo que está vivo, tiene alma. El alma está unida al cuerpo físico a través de un cordón de plata (silver cord en inglés) que mantiene la vida física en marcha. Cuando hacéis una proyección astral podéis ver esta cuerda, y también es lo que os tira de vuelta a vuestro cuerpo si es necesario (otro acto ​​reflejo). Es por esto por lo que no podéis perderos en el plano astral (pronto prepararé un curso sobre Proyección Astral, ¡una vez que Mercurio acabe su Retrógrado!) (he actualizado esta entrada para deciros que el curso ya está aquí).

Entonces, el cuerpo físico deja de funcionar. ¿Y después qué? El cordón plateado se rompe, y el alma se libera (como cuando se corta el cordón de un globo). A partir de aquí, basaré la información en mis viajes astrales, lo que mis Guías comparten conmigo (no suelen expandirse mucho sobre este tema), lo que almas “al otro lado” me cuentan, y lo que he aprendido pasándome horas y horas leyendo sobre el tema. Y lo más importante de todo: lo que mi corazón y alma encuentran verdadero y cuál es la “mejor opción” para hacer una vez que fallezcamos. ¡Lo siento si soy macabro, pero al fin y al cabo estamos hablando de la muerte!

Y no voy a explicar las partes que pueden dar más miedo, porque con los pasos que os voy a dar, evitaréis esas partes negativas, así que no hay necesidad de conocerlas (si no sentís miedo y tenéis curiosidad, hay muchas conspiraciones online sobre este asunto).

Puedes salir de la rueda de reencarnación. La muerte es la llave.

 

¿Una bienvenida?

En principio vuestros Guías Espirituales y seres queridos que ya hayan fallecido vendrán a saludaros y “recogeros”. Sentiréis un nivel enorme de felicidad, algo probablemente más allá de vuestra imaginación. Perderéis toda sensación de miedo, pero dependiendo del fallecimiento, podréis estar un poco ” confusxs, mareadxs o fuera de lugar”, sin embargo, no sentiréis negatividad en absoluto (muchos espíritus que he canalizado lo confirman). A partir de aquí la felicidad crecerá.

Aquí voy a hacer una pausa y añadir una cosa.

Seamos honestxs… también hay bien y mal en el resto del Universo. Si en el momento de fallecer ya “apareciéramos” en la 4ª dimensión, sería impresionante, pero no es el caso. Estaréis en algún lugar del plano astral, muy cerca del plano físico, entre la 3ª y la 4ª dimensión.  Aquí existe el mal, y la bondad. En la Tierra podemos identificar el bien y el mal y más o menos sabemos lo que hacemos.

Pero, si prácticamente no tenemos ni idea de nada en nuestro pequeño planeta azul, sabemos aún menos que hay después. Por lo tanto, no debéis asumir que los que os saludan son quienes dicen o quienes vosotrxs creéis que son. Lo más probable es que lo sean, pero también podrían ser “tramposos” astrales y entidades negativas (que existen e influyen nuestra tercera dimensión).

No hay que tenerle miedo a la muerte.

A partir de aquí, podríamos añadir un montón de religiones, conspiraciones, interpretaciones, visiones de personas (incluido yo mismo), etc.  Quiero compartir mi punto de vista sobre uno. El cielo es igual al plano astral superior, y está más cerca de la quinta dimensión. Pero es sólo una vibración; las almas buenas van allí porque vibran alto. Entonces, el infierno, sería el plano astral inferior, porque es de baja vibración. No hay fuego ni ríos de lava ardiendo, pero hay negatividad, miedo y muchas almas que “en forma física” no eran buenas personas. Pero voy a compartir lo que yo sugeriría:

El libre albedrío es una ley universal.

Lo que significa que, si evocáis algo, no se puede cambiar. No podemos decir con certeza si hay una rueda de reencarnación que, por ejemplo, nos “engaña” y accedemos a ir a ella y volver a este planeta. Tampoco podemos saber si hay otras posibilidades que ni nos imaginamos (positivas o negativas). Entonces, lo primero que yo haría es:

INVOCAR LA LEY DE LA LIBRE VOLUNTAD – DEMANDAR QUE SÓLO QUIERO LO QUE SIRVA A MI PROPÓSITO MÁS ALTO PARA EL CRECIMIENTO CONTÍNUO DE MI ALMA.

Hacer esto será la mejor manera de asegurarse de que nada va a salir mal y si sois conscientes de eso, no debéis temer a la muerte. Al leerlo, vuestra alma no lo olvidará (mis Guías me hicieron escribirlo, yo estaba pensando más en “estoy seguro de que lo recordaré”). Está bien saberlo, así hay más razones para aflojar el miedo a la muerte. Si lo que tenéis delante es una entidad de vibración negativa, desaparecerá. Pero lo más probable es que sean vuestros Guías y no desaparezcan. Asumiendo que vuestra alma tiene una vibración positiva, claro. Disfrutar de la vida, ser justxs con vosotrxs mismxs, ser justxs con los demás y tener las mejores intenciones en todo lo que hacéis, así de fácil.

Una cosita más.

Dos años después, editando esto, también os recomiendo lo siguiente: veáis lo que veáis, visualizar que le lanzáis bolas de luz. Os lo recomiendan vuestros Guías Espirituales, porque así vuestra alma se irá con vuestros guías y no con algún ente astral que os traiga directamente a este planeta o algo desconocido.

Si por alguna razón, algo desaparece, lo que más necesitéis aparecerá (al evocarlo vendrá, no importa dónde esté vuestra alma). Así que ahora ya estáis con los “seres astrales” correctos. Por cierto, no hay tiempo como nosotrxs lo conocemos y os llevaréis todos vuestros pensamientos de la tierra, pero sólo sentiréis felicidad. Estáis vibrando a la frecuencia adecuada, con los seres astrales adecuados que os ayudarán a avanzar al siguiente paso.

Las salas de curación y revisión de vuestra vida.

En esta “sala de sanación” (por llamarle de alguna manera), vuestra alma limpia la pesadez de la vida física que acaba de dejar y todos los dolores sufridos. En este lugar no hay tiempo, pero sí que “toma su tiempo”. Me ha ocurrido que los Guías de alguna persona que había fallecido recientemente y aún no podía comunicarse, me han mencionado que está en esa “sala de sanación”. No hay manera de seguirlo si pensamos en nuestro tiempo. Estarán allí el tiempo que necesiten. Para unxs será más y para otrxs menos. Alguna vez he podido conectarme con almas que aún no le habían dado sepultura a su cuerpo físico y ya se podían conectar conmigo después de pasar por las “salas de sanación”. Así que ya veis que depende mucho del alma y de los problemas que ha tenido en su vida física.

Y otras veces ya habían pasado semanas.

Es un lugar magnífico para estar, para curar y liberarse de toda la pesadez de la tercera dimensión. Aquí también revisaréis vuestra vida y vuestros Guías Espirituales os ayudarán. Dado que el tiempo no existe, podríais incluso “revivir” vuestra vida en un segundo desde el punto de vista de una tercera persona. Nadie va a juzgaros, pero será vuestra propia alma la que hará su autoanálisis, asistida por vuestros Guías.

Si hay karma, es el alma la que decidirá reencarnarse, o no, para arreglar esos problemas kármicos y aprender cualesquiera lecciones deseadas. La muerte no elimina vuestro karma o errores. Normalmente se elimina de vuelta en la Tierra, pero podría ser en otra vida de una tercera dimensión similar. Vuestra alma, (vosotrxs), decidiréis qué hacer después. Tendréis la sabiduría para percibir lo que sirve a vuestro propósito más elevado. Siempre estaréis en un estado de felicidad, ya que en este nivel de vibración “nada puede salir mal”.

Si algún paso fuera a salir mal, sería el primero (evocar que deseabais lo que fuera para vuestro bien mayor). Así que digamos que ya habéis acabado en las “salas de curación” y salís de ahí.

¿Ahora qué?

“Vida Astral” – Próximos pasos.

Ahora, estaréis purificadxs y prácticamente libres en una dimensión astral vibratoria más alta. Aquí, podéis interactuar con médiums psíquicos en la Tierra (y probablemente también en otros lugares). Es posible que queráis ver a vuestros seres queridos. No sentiréis tiempo lineal, por lo que creceréis con ellxs sin “sentir el paso del tiempo”. ¿Y si no hay nadie que necesitéis cuidar? Entonces podéis decidir a dónde ir después. Quizás una nueva reencarnación aquí en la Tierra, o no. Y será así hasta “la siguiente muerte” en esa supuesta nueva vida aquí.

Podéis permanecer en el Plano Astral, pero no como un espíritu perdido, sino como un ayudante, posiblemente listo para ser canalizado por alguien. Quizás queréis ir a otro planeta, galaxia, dimensión, etc. Las almas más viejas quizás quieran “evolucionar” a Guías Espirituales de sus seres queridos (y/o de otras almas).  Pero esa parte ya no sé muy bien cómo funciona y si les pregunto a mis Guías me dicen que será difícil de entender. En este momento, depende de vosotrxs.  Y lo mejor de todo es que sabréis qué hacer y lo que es mejor para vosotrxs. Somos los autores de nuestros Registros Akáshicos.

Entonces, ¿qué pensáis de la vida después de la muerte?

Puede ser increíble pensar en cuánto tiempo hace que existen algunas almas que están por aquí en la Tierra. Almas de científicos y otros personajes que aún “viven” en el plano astral y ayudan positivamente a la Tierra. Así que hay pruebas suficientes para decir que la muerte no es el final del camino. Lo mejor es limpiar el pasado tanto como podamos, enfocarnos y trabajar en el ahora para asegurar un futuro positivo, y así, poder disfrutar de esta vida física lo mejor que podamos. Incluso ante la enfermedad, pobreza, pérdida de seres queridos esenciales, etc.

¿Queréis leer más cosas interesantes? Podéis ir a la sección de recursos para descubrir más.

Esta vida es sólo una fracción de segundo en el reloj de nuestra existencia. La muerte es un pequeño paso.

Muchas cosas en esta entrada de blog duran fracciones de segundo, pero esta entrada no ha sido tan corta, jajaja. Por lo tanto, es hora de poner fin a ella.

Así que, la próxima semana, ¡más! Nos quedan dos Chakras, el de la Garganta y el Sacro, así que la semana que viene hablaremos del Chakra de la Garganta. ¡Nos leemos en una semana! ¡Espero que paséis una semana genial! Estaré de vuelta la semana que viene.

¡Ah! Por cierto, si no queréis perderos nada, os invito a que os suscribáis a mi newsletters, donde además encontraréis contenido exclusivo. Podéis hacer click en la imagen de abajo para suscribiros:

Suscríbete.

Mucha luz y amor,

¡Te deseo mucha abundancia! (Inicio)

Rev. Fernando Albert

gracias

Related Posts…

0 comentarios

Deja un comentario

Abrir chat