Elementales: Donde la Tierra se ayuda a si misma encarnando fragmentos de si misma en humanos.

Los elementales conectan al humano con la Tierra.
Gaia se ayuda a si misma a través de los elementales y estos, conectan a la humanidad con Gaia.

Estoy seguro que algunos os os podíais imaginar que iba a llegar una entrada sobre los elementales. La semana pasada hablamos de los ángeles encarnados (y la anterior de las semillas estelares.)  Como comenté en entradas anteriores, hay cuatro tipos de almas en este planeta. Para no dejarme a ninguno, intentaré hablar sobre almas humanas para la semana que viene. Pero vamos, esta semana volvemos a la Tierra. De hecho, en su máximo esplendor, ya que estás almas son parte de Gaia.

Aunque los elementales no sientan nostalgia (¡son parte de la casa en la que viven!) tampoco estan 100% libres como los humanos. Normalmente, los elementales deberían evitar vivir en ciudades muy desarrolladas y/o popularizadas. Si lo hacen, necesitarán ir al parque (o incluso conducir hasta la naturaleza) bastante de vez en cuando. En caso contrario, podrían incluso enfermarse o entrar en fuertes depresiones. Lo ideal para un elemental es vivir en una zona de mucha naturaleza.

El «mundo inferior (plano)», los elementales y la consciencia de la Tierra, de Gaia.

Los elementales han existido desde que la Tierra empezó a existir. No sólo se encarnan en humanos, sino también en animales y sobretodo plantas. De hecho, a través de un viaje chamánico al mundo inferior (también llamado mundo elemental), podemos encontrarnos con seres elementales en su forma original. Algunos de los seres a los que llamamos imaginarios, se encuentran en el mundo inferior. No todos, pero si que es posible con algunos tales como hadas, unicornios, gnomos, seres extraños que no sé describir e incluso, elementos con conciencia (aire, agua, tierra, y fuego.)

Con estos seres podrás conectar a través de uno de estos viajes, y en un futuro cercano, hablaré del mundo inferior, medio y superior. Es posible que haya muchos más elementales que no somos capaces de percibir. Estos cooperan con el propio balance que tiene la tierra. Sí, ese balance que la humanidad está destruyendo a pasos agigantados. Y precisamente, esa es la razón principal que hay humanos elementales en estos momentos. Estos humanos son como embajadores espirituales de la Tierra.

Incluso los elementales que no tienen conciencia de su existencia u origen, ya que siempre van a canalizar mucha energía a través del chakra raíz.

El grito de ayuda de Gaia son los elementales.

Cada planeta tiene sus elementales. De hecho, cada planeta es un alma en si mismo (la Tierra tiene un alma también.) Las almas elementales también vienen de la fuente de luz, sin embargo, pasaron a formar parte del alma de la Tierra. Todo esto para encarnarse en humanos y aportar su granito de arena (nunca mejor dicho) para hacer de este un mejor planeta. Esto no significa que todos los elementales vengan con un propósito en específico. De hecho, hay muchos elementales humanos que tienen dificultades para entender bien el orden, la tranquilidad, el bien o el mal (igual que a la Naturaleza en si misma.)

Esto puede hacer que algunos elementales humanos sean más vagos, les gusta más la diversión y no se cansan de ella. No suelen tener interesas más allá de la Tierra. ¡Un elemental preferirá ir a un bosque que a un planetario! En cierto modo, un alma elemental casi siempre preferirá una vida tranquila en la naturaleza y simple. La mayoría son conformistas y si todo está bien, están contentos (incluso con carencias). Un elemental no suele cuestionar la dualidad, la conciencia extraterrestre, y en algunos casos, ni tan siquiera la humana. En principio, los elementales vienen a ayudar a la Tierra y a la gente a conectarse con la Tierra, para tenerla en cuenta con nuestro desarollo como civilización.

Los elementales suelen ser almas alegres y libres.

Dos tipos: Los que sienten que son la Tierra y los que sienten que todo en la Tierra pertenece les pertenece.

Una característica común es que los elementales suelen ser almas alegres y libres. Esto es una liberación que sólo ellos entienden. Sin embargo, tampoco es todo una maravilla. De hecho, a raíz de conocer a otros elementales, he podido observar que hay como dos «subtipos», donde cambia la percepción y conciencia sobre nuestro planeta y hacia otros seres que conviven con nosotros aquí.

A los que el «grito» de Gaia les está llamando.

Una gran mayoría de los elementales, sienten y perciben en paralelo junto a la Tierra. Por ejemplo, en esos momentos que hay un desastre natural, o un accidente humano que daña al planeta (por ejemplo, que se rompa un barco petrolero), estos elementales sufren mucho. De hecho, muchas veces cuando hay muchos incendios, o la naturaleza sufre de algún momento a grande escala, estos elementales pueden incluso entrar en depresión. El estado de ánimo de la Tierra afecta a todos los elementales, pero a este tipo más.

Estos elementales suelen buscar grupos tales como Greenpeace y otros grupos activistas locales e internacionales para defender los derechos de los animales y sobretodo, del planeta. Son la voz del bosque, de los animales, de todo lo que concierna el planeta Tierra. Quiero subrayar que la conciencia elemental está principalmente enfocada al bienestar del planeta. Algunos elementales pueden luchar incansablemente en contra del calentamiento global, movimientos nocivos para el planeta, etc.

Los que sienten que son Gaia y tienen privilegios sobre los demás seres del planeta.

Este tipo de elemental es un poco menos común, sin embargo, también se encuentran. Yo considero que quizás esta sea una versión un poco «más perdida» que la de un elemental en balance. Sin embargo, he conocido elementales con un cierto despertar espiritual que aun actuaban de esta forma. Estos pueden tener conexiones empáticas con la Tierra o no, sin embargo, se sentirán que son parte del planeta, por lo tanto, el planeta. Por ejemplo, elementales así se sienten dueños de otros animales, insectos y plantas, al igual que pasa con muchas almas humanas. Sin embargo, en este caso, es peor, porque este tipo de elemental puede actuar abusivamente y con autoridad a otros seres que viven en la Tierra.

Aun y así, sería difícil que estos elementales dañaran el planeta a propósito. Incluso, pueden sufrir los mismos problemas que el resto de elementales. Sin embargo, como la Tierra nos da la vida, y ellos son parte de la Tierra, podrían llegar a sentir que les hay que estar agradecidos por ello. Generalmente, esto es a nivel subconsciente para los elementales que son así. Tampoco actúan con esta autoridad con humanos, sin embargo, si que lo harán con animales más pequeños, y sobretodo con insectos.

Unas notas más.

Los elementales también pueden tener un propósito espiritual. De hecho, en muchos aspectos es así, pero de diferentes maneras. Por ejemplo, muchos chamanes antepasados y modernos. También, a través del activismo como comenté anteriormente. Trabajar con música, por ejemplo, es algo que va muy bien con este tipo de alma. Pueden sanar a otros humanos (ya sea por la vibración de la música, por traer la música -y la diversion- o ambos) y de esa forma, mejoran la energía global.

Los elementales también pueden tener grandes dotes en trabajos holisticos pero terrenales. Por ejemplo, hay elementales que deciden ser sanadores usando sólamente gemas y cristales. Otros trabajos como masajista, jardineros, decoración botánica o incluso biología y estudiar el planeta pueden ser ideales para ellos.

Llegará el momento que las almas elementales volverán al «mundo inferior» o ser parte de la Tierra, eso hasta que vuelva a la fuente original en varios billones de años.

Nos queda un tipo de alma más, el más común y obvio en la Tierra: las almas que son humanos. Aunque parezca tontería hablar de ello porque parece «eso es lo que ya hay», es necesario. Por el motivo que he hablado de los otros tres tipos y porque los humanos tienen características únicas que los otros tres grupos no tenemos. Pero bueno, que ya os cuento más en una semana. ¡Nos vemos el próximo miércoles! Espero que paséis una semana genial! Estaré de vuelta la semana que viene.

Ah! Por cierto, si no queréis perderos nada, os invito a que os suscribáis a mi newsletters, donde además encontrarás contenido exclusivo. Lo puedes hacer  haciendo clic en la imagen de abajo:

Suscríbete.
Te invito a que le eches un vistazo a las entradas anteriores: tercer año, segundo añoprimer año.

Mucha luz y amor,

Te deseo mucha abundancia! (Inicio)

Rev. Fernando Albert

gracias

Deja un comentario

Switch to English

english

Apúntate a mi lista de correos

meditacion gratis

Apuntate a mi lista de correos!

Descarga tu meditación!
© 2019 Poderosas Meditaciones Guiadas con Fernando albert.

Other websites:

  • Readings and Healings (English)

  • Guided Healing Meditations (English)

  • Backup/Express (English)


  • Lecturas y Sanaciones (Spanish)

  • Backup/Express (Spanish)


  • A %d blogueros les gusta esto: