GUIDED HEALING MEDITATIONS WITH FERNANDO ALBERT

Meditations that are out of this world!

El Falso Despertar: ¿Qué es? y ¿qué hay que tener en cuenta?

¿Qué es el despertar falso?

¿Qué es el despertar falso?
¿Qué es un despertar falso? ¿Qué hay que tener en cuenta?

¡Hola! Espero que estéis disfrutando de la semana. ¿Qué tal os sentís con vosotrxs mismxs? Si tenéis la autoestima a un nivel óptimo, podréis ver como todo fluirá mucho mejor en vuestra vida, así que no dejéis pasar esto por alto. Esta semana vamos a hablar de los sueños, o mejor dicho, un aspecto que ocurre a veces llamado falso despertar. Después de cuatro años y medio de blog, aunque haya entradas en donde los mencione, aún no tenían una exclusiva. Por lo tanto, este va a ser el tema de esta semana. (Por cierto, hoy empieza la sombra de Mercurio Retrógrado.)

Estoy seguro de que muchxs habéis tenido alguna vez un falso despertar ya que son muy comunes. Por ejemplo, cuando erais peques soñabais que ibais al cole, y a lo mejor, os pasaba algo y os despertabais de un susto. Este fenómeno pasa mucho y todo el mundo alguna vez lo ha vivido. Sin embargo, si empezáis a investigar vuestros sueños, os daréis cuenta que tenéis más. Lo mejor de todo es que podéis usarlos para obtener beneficios y mejorar vuestras aventuras oníricas.

Quiero comentar antes de nada que el despertar falso no es lo mismo que la parálisis de sueño. Aunque con ambos nos podemos llevar un buen susto, pero son estados diferentes de conciencia. En este blog también hemos hablado mucho de la parálisis de sueño, podéis encontrar un montón de información aquí.

Soñar que os despertáis en vuestra cama es el típico despertar falso.

La verdad es que este tema no tiene mucho secreto y seguramente todxs habéis tenido despertares falsos alguna vez. Si empezáis a tener conciencia de vuestros sueños, como por ejemplo, apuntándolos, os daréis cuenta que tenéis más despertares falsos. Esto no significa que sean más frecuentes, sino que tenéis mejor memoria de vuestros sueños, y os dais cuenta de la naturaleza de ellos. Aunque hay muchos tipos de sueños, el falso despertar no es un tipo de sueño, sino, un sueño más.

Aquí os explico uno típico:

Después de unos momentos de silencio, aun escuchando el eco de los sonidos que formaban parte de mi sueño anterior, abro los ojos. Estoy acostumbrado a quedarme en un estado de relajación, respirando profundamente, por lo que mis despertares son muy gentiles. Notaba la cama moverse, por lo que asumía que mi mujer se estaba despertando también. Podía notar mucha tranquilidad, incluso más paz de lo normal. En la habitación, reinaba el silencio, no había ni sonidos del exterior.

Poco a poco me iba incorporando en la cama, sintiéndome muy descansado, y con ganas de empezar el día. Podía notar mi cuerpo totalmente libre de molestias y dolores, y me sentía genial. Acostumbrando a cuestionar la realidad, decido mirarme las manos para asegurarme que estoy despierto. Parece que veo un poco borroso de más, incluso para no llevar gafas, pero puedo observar que me faltan dedos en las manos, y los que tengo, están deformes.

En este momento, vuelvo a revisar las manos y la gravedad, ya que me empiezo a dar cuenta de que aún estoy durmiendo, y que estoy en un sueño. Aquí, como ya estoy lúcido decido salir a disfrutar de un pequeño vuelo nocturno hasta que me despierte y apuntarlo todo.

Como podéis observar, hasta casi el final tampoco parecía un sueño. La gracia del falso despertar es que va a imitar de forma casi perfecta un despertar normal y ordinario. Si observáis vuestros sueños, os daréis cuenta que vuestra habitación “soñada” es exactamente igual, o casi igual que vuestra habitación en la vida real. Cosas como por ejemplo una prenda de ropa que está en una silla, podría reflejarse en vuestro falso despertar y haceros creer aún más que estáis despiertxs.

No os dejéis engañar por el falso despertar ya que os van a acompañar.

Los falsos despertares pueden engañaros con facilidad. De hecho, un falso despertar es (la mayoría de las veces) exactamente igual que un despertar ordinario. Todxs hemos tenido despertares falsos en algún momento de nuestra vida. Cuando os “despertéis falsamente” veréis que todo es igual que en la realidad. Quizás incluso oigáis vuestro despertador, y lo apaguéis y todo. Sin embargo, aunque todo parezca igual, tal vez os deis cuenta que no todo es normal y para esto hay que  fijarse en los detalles. Os recomiendo que os acostumbréis a comprobar que estáis despiertxs cada vez que os veáis en cama. Aunque un despertar falso es casi como un despertar normal, siempre habrá algún detalle que os va a decir que estáis en un sueño.

Si no os interesan los sueños, es posible que tengáis menos despertares falsos, o no les hagáis caso. Sin embargo, si tenéis que despertaros a una hora en específico, seguro que os ha pasado eso de “soñar que os despertáis y llegáis tarde”, por ejemplo. Pero en principio, si no hay presión en el tema de despertarse, tendréis menos falsos despertares. Sin embargo, si ya empezáis a explorar los sueños, vais a soñar que os despertáis. Por ejemplo, como he explicado en esta guía de sueños lúcidos, apuntar vuestros sueños es super importante. Sólo por el hecho de querer apuntar loa sueños, ya estáis poniendo más presión en la conciencia, y vais a tener muchos despertares falsos.

Un puente a los Sueños Lúcidos.

Si empezáis a escuchar vuestros sueños, vais a querer apuntarlos. Al principio es común soñar que os despertáis y os notáis muy contentxs porque habéis tenido un sueño magnifico. Lo empezáis a apuntar y al acabar vais al baño. Lo siguiente que pasa es que os notáis en cama, con vuestra habitación a oscuras y la almohada debajo de vuestra cabeza. Quizás super contentxs porque habéis apuntado el sueño, y al momento os dais cuenta de que nunca lo habíais hecho, sólo fue un sueño. Esto es el típico despertar falso.

Este fenómeno puede ser una gran ayuda para tener más sueños lúcidos. Por ejemplo, os voy a dar otra situación. Según estáis soñando con, quizás, una fantasía y de repente empezáis a oír un ruido extraño y poco a poco se os aparece vuestra habitación. Os da mucha pereza tener que empezar el día, pero no os queda otra y ponéis los pies en el suelo. Según camináis para ir al baño, os dais cuenta que podéis ver en la oscuridad. Además, la luz del baño no funciona, y notáis como si hubiera menos gravedad. Hacéis un chequeo de realidad y veis tenéis seis dedos, y por lo tanto, aún estáis soñando. ¡Completamente lúcidxs! Esto os dará mucha felicidad porque tenéis la libertad de estar en un sueño cuando hace unos momentos os preparabais para ir a trabajar.

¿Sabías que un despertar falso te puede engañar por horas?

Parálisis de sueño y despertar falso: ¡No son lo mismo!

Me he dado cuenta de que algunas fuentes de información los confunden. En inglés he encontrado alguna, aunque muy poquitas. Sin embargo, en español sí que he encontrado bastantes fuentes diciendo que son lo mismo cuando no es así. En esta entrada podéis leer más sobre la parálisis de sueño, y veréis que este es un estado de mente despierta y cuerpo dormido. Un despertar falso ocurre durante un sueño, es decir, durmiendo y en fase REM. No hay nada que temerle al falso despertar, no da miedo, sin embargo, pueden ser el principio de pesadillas o sueños lúcidos. Sin embargo, un falso despertar puede ser devastador para apuntar un sueño. Podéis olvidar el sueño porque soñáis que lo habéis apuntado.

O también, esta pequeña historia de un libro de Stephen LaBergeautor y onironauta, donde un despertar falso le salió muy caro a un amigo suyo. En resumen:

Una familia estaba haciendo un viaje largo en coche. y a media tarde, pararon a merendar. Según se fue haciendo de noche la niña se durmió. Al rato, la niña le dijo a sus padres que se había dormido y había soñado con los números de un sorteo local de unos miles de dólares. La niña le dijo los números a su madre y un poco más tarde, llegaron a casa. Sus padres la metieron en cama y se fueron todos a dormir. Por la mañana, la niña vio los números en un periódico, y empezó a saltar muy contenta porque habían ganado. Los padres no entendían que pasaba, hasta que la niña lo explicó todo. Sus padres le dijeron que después de merendar, al poco de volver al coche se quedó dormida, y no se despertó hasta casi llegar a casa. Nunca les dio los números a sus padres “gracias” a un despertar falso.

¿Qué podemos sacar de los despertares falsos?

Ahora la cuestión es sacar el mayor provecho de los despertares falsos, y os voy a dar unos consejos rapiditos, que esta entrada ya es bastante larga:

  • Hay que acostumbrarse a hacer chequeos de realidad cada vez que os veáis en cama.
  • Si os centráis en los sueños, vais a tener más despertares falsos, así que contad con ellos.
  • Tendréis muchas más posibilidades de volveros lúcidos a raíz de un falso despertar.
  • Si queríais apuntar el sueño anterior, haced lo posible para despertaros. Continuando con este nuevo sueño lúcido pondréis en peligro la memoria de los anteriores.
  • Si tenéis una cadena de falsos despertares, quedaros en cama sin hacer nada y que pase un rato. Si notáis que os despertáis, seguir sin hacer nada durante un rato. Esto parará la cadena.
  • Si queréis explorar este nuevo sueño lúcido, aseguraros de estabilizar el sueño para prolongar su duración y calidad. También evitaréis los siguientes despertares falsos.
Un día falso.

A veces puede pasar que a raíz de un despertar falso tengáis un sueño muy largo. En este sueño empezáis con el día de forma rutinaria. Incluso llegáis hasta vuestro puesto de trabajo, para daros cuenta de que os estáis despertando de nuevo. Esto no es muy agradable, y aunque sea raro que ocurra, ¡lo hace! Pero si conocéis los despertares falsos, y sobre todo, os acostumbráis a hacer chequeos de realidad, algo así no os va a pasar.

Y esto es todo. El falso despertar es un tema muy interesante, y como podéis comprobar, puede ser un puente para tener más sueños lúcidos. Sin embargo, hay que tener en cuenta sus peculiaridades, ¡así no os engaña!  La semana que viene será la primera semana de Junio, por lo que nos toca el pronóstico mensual. Estoy seguro de que os va a ayudar un montón, pero todo esto, en una semana. Espero que paséis una semana genial! Estaré de vuelta la semana que viene. ¡Hasta el miércoles!

Ah! Y si no queréis perderos nada, os invito a que os suscribáis a mi newsletter, donde además encontraréis contenido exclusivo. Podéis hacer click en la imagen de abajo para suscribiros:

Suscríbete y consigue una meditación guiada.

Os invito a que le echéis un vistazo a las entradas anteriores: cuarto año, tercer año, segundo añoprimer año.

Mucha luz y amor,

Te deseo mucha abundancia! (Inicio)

Rev. Fernando Albert

Gracias por leerme!

 

Related Posts…

0 comentarios

Deja un comentario

Abrir chat