GUIDED HEALING MEDITATIONS WITH FERNANDO ALBERT

Meditations that are out of this world!

¿Hay distintas realidades de existencia más allá de nuestro conocimiento?

Las realidades que conocemos son ínfimas.

Written by Fernando Albert

agosto 12, 2020

Las realidades que conocemos son ínfimas.
Existen infinitas realidades, no sólo en la que vivimos, y os comparto una experiencia.

Aquí estamos una semanita más con cositas interesantes. Supongo que ya has escuchado el pronóstico, ¿no? Hoy vamos a hablar de realidades, y también voy a compartir una experiencia que tuve hace muchos años. Pensé que ya lo había hecho, pero creo que no. Pero antes de compartir esta experiencia, voy a compartir algunas cosillas sobre este tema. Es un poco complicado y conocemos muy poco, pero quizás esta entrada os ayude a abrir un poco más los ojos. Las realidades múltiples son increíbles.

A ver, realmente esta entrada es para compartir mi experiencia (después de la teoría) para que lo entendáis mejor. Somos seres multi-dimensionales, y vivimos en un Universo que forma parte del Multiverso. Hay realidades paralelas infinitas, ya que hay infinitas posibilidades. De hecho, cuando tomas una decisión, todas las otras posibilidades ocurrirán simultáneamente en realidades paralelas. Esto sucede continuamente y hay formas de acceder a esta información. Incluso hay una forma de viaje astral (le llaman Salto Cuántico) donde podrías obtener información de estas realidades.

Sin embargo, yo no recomiendo acceder a estás realidades. ¿Qué ganas con saber que todo es genial si hubieras visitado a un amigo, en vez de a tu familiar? Lo que has hecho en esta realidad, pesa y te caerá en esta realidad. No podemos físicamente cambiar de realidad, por lo tanto, no me parece óptimo intentar acceder a ellas y normalmente, lo denego si me lo piden (salvo casos especiales.)

Más allá del infinito.

Parece un poco contradictorio, el infinito ya es infinito. Pero lo que quiero decir con esto, es que hay mucho más de lo que creemos, y posiblemente, de alguna forma fuera de nuestro entendimiento, hay más que infinito. Por ejemplo, las realidades paralelas son infinitas y simultáneas. Sin embargo, también hay realidades paralelas a la nuestra que tienen una singularidad de tiempo diferente a la nuestra, y para lo que son horas o días, para ellos pueden ser siglos. ¡O al revés!

De hecho, yo personalmente cuestiono mucho nuestro tiempo lineal. A mi personalmente me encantan los relojes de pie, así que manía al tiempo no le tengo, sin embargo, he dejado de creer en cierto modo en el tiempo lineal. Puedes leer en esta entrada, pero ya no es como antes: Te aburres el tiempo pasa lento, te diviertes, pasa rápido. Sí, pero a veces te lo pasas bien, y parece que hay un montón de horas, y otras veces es un día aburrido pero se te pasa enseguida.

¿A que a veces te ha pasado que unas horas o un día te parece que han pasado volando? Y otras veces, parece que la semana pasada fue hace un mes. Poco a poco nos damos cuenta de anomalías en nuestra percepción del tiempo, por lo que lo cuestiono.

Pero bueno, estamos hablado de realidades paralelas. Os puedo decir que se pueden acceder a ellas a veces, por motivos lejos de nuestro entendimiento. Puede suceder en una noche, o incluso, durante un estado de trance inducido o sin inducir. Yo creo que un agujero negro podría llevarnos a una realidad paralela, no todos, pero algunos, pero es sólo mi idea.

Las realidades paralelas son infinitas.

La vida de Her. Una vida entera durante una hora en esta realidad.

Unas cosas antes de empezar. Os voy a contar un “sueño” que tuve. Este fue un sueño extremadamente largo. Varios días, noches, meses y años pasaron en este sueño. Voy a contar los eventos más importantes y resumirlo un poco, sino serían páginas. Es posible que en este “sueño” fuera un guía espiritual de una mujer en una realidad paralela.  ¿Por qué? Os lo cuento al final del “sueño” para que lo entendáis mejor:

Unos datos.

  • Her nació. Mujer, rubia, niña especial con dones e introvertida. (Nunca supe su nombre, creo que no tienen en esa realidad. Y sueño en Inglés, por que la he llamado “Her” (Ella.)
  • Tuvo una infancia difícil, y creció durante toda su vida conmigo a su lado. Siempre era ella, y envejecía como envejece una persona en nuestra realidad.
  • Unos noventa años de esta realidad equivalen a una hora mas o menos de la nuestra. (Y esto es posible por la singularidad de los agujeros negros.)
  • Aparentemente, fui su guía espiritual. (En una realidad paralela con una singularidad de tiempo lineal diferente, yo estaba durmiendo en casa.)

Nacimiento

(Esto como lo voy a explicar, no es como va en un sueño, tan lineal, y tan perfecto. Otra sospecha que hay multiples realidades con diferentes tiempos, y por alguna razón, mi alma fuera de mi cuerpo (yo dormido) fue a esta realidad. Un sueño nunca será así de estable.)

Aparecí así como de la nada, flotando encima de Her. Her era una bebe, y la llevaron a su madre. Aquí perdí memoria.

Niñez.

Pérdidas de memoria… Estaba en un hotel con Her. Tenía unos 10 años. El hotel no tenía mucha decoración, era principalmente un armario de madera, una cama con una cubierta verde y dos lámparas marrones. Había una lámpara extraña en el armario que hacía ruidos y revelaba imágenes del futuro cuando pasabas, pero me sentí incómodo, así que me fui. No sabía que era eso. Empecé a hablar con Her telepáticamente. Her estaba triste porque no tenía amigos. Le dije que era importante que se diera cuenta que había gente a su alrededor que la amaba. Le dije que sí tenía amigos.

Her vivía en una ciudad rural rodeada de árboles. Creo que había pocos insectos, pero no recuerdo bien.

Recuerdo unos eventos a los 12 años, y a los 16, pero sólo la memoria de haber sido una experiencia.

Adulta joven.

Ahora estaba en una piscina. Tenía unos 18 años. Her estaba nerviosa y emocionada al mismo tiempo. Her iba a competir en natación. Saltó al segundo pasillo a la derecha de la piscina. Dos mujeres trataron de sabotearla. Sin embargo, una tercera mujer saltó entre ellas y empujó a una de ellas a la esquina. Se disparó un arma y comenzó la carrera. Her se zambulló en la piscina y comenzó a nadar muy rápido. Her llegó en segundo lugar, alguien llegó antes que ella y recibió la medalla de oro. Pero Her estaba contenta.

Her me dijo la piscina a su único amigo, o tal vez dos amigos si me incluía a mi. Yo estaba flotando en medio de la piscina, ahora vacía. Pude ver los asientos de los espectadores. Los asientos eran de madera y tenían forma de pirámide. Los asientos estaban tan uno al lado del otro que podía deslizarme sobre ellos y meterme en la piscina. Como estaba en forma etérica, no me salpique cuando empezaron a limpiar la piscina.

Algunos saltos temporales son por falta de memoria, y otros, posiblemente por la física de esta realidad. Todo parecía muy similar a la nuestra, pero tenía variantes (cosa normal en realidades paralelas)

Adulta.

Ahora estaba en unos jardines. Tenía unos 40 años. Her encontró algunas cosas ocultas de un amigo que tuvo que no puedo recordar. De hecho, me dijo que no era una chica elegante de ciudad, sino una chica más rural que creció en el bosque. Her me dijo que tenía que actuar como una chica de la ciudad para poder encajar en la sociedad. Había una pequeña casa de madera debajo de un par de árboles. Había un lavabo en el medio de la casa, pero no grifos, solo el lavabo. El lavabo parecía viejo y dañado. No había tubería en el fondo del fregadero. Vi algo de sangre debajo del fregadero (en el suelo.)

Todo esto es complicado. La conciencia del ser humano es muy limitada. Se sabe perfectamente cuando has olvidado más sueño, o cuando “todo era negro” que nos hemos olvidado hasta que hemos estado soñando. Además, esta realidad tiene saltos temporales, o quizás, eran los momentos que Her me necesitaba.

Vejez.

Estaba en un gran bosque, pero casi no tenía árboles. Her tenía unos 80 años. Es increíble (y por eso no fue un sueño), como Her conservaba sus aspectos desde niña a través de toda su vida. Uno de sus últimos deseos fue tomarme una foto con ella. Le dije que no pertenecía a ese mundo y dudé que la cámara pudiera fotografiarme, pero lo intenté. (Nota: No estaba lúcido, no sabía que estaba durmiendo.) La cámara tenía un objetivo de radio de unas dos pulgadas y estaba conectado como con un cable y se podía sacar (entero).

Ella movió el objetivo y lo colocó en mi frente, aunque estaba un poco levantado en el aire. Ella dijo: “¡Justo donde está el tercer ojo!” Luego, volvió a mover el objetivo al sitio normal en una cámara. Lo estuvimos intentando, y después de varios intentos, se dio por vencida porque sólo ella apareció en la foto. De alguna forma rara, y astralmente, le dije que me hacia unas fotos y las implantaba en ella, así mi energía estaba siempre con ella. Her se sentía feliz.

Muerte.

Her tenía unos 90 años, pero no estaba en un hospital. Quería morir en la naturaleza. Aparentemente, en esta realidad esta permitido.  (Diferentes realidades, algunas leyes pueden cambiar.) Her me dijo que había llegado su hora, y yo sentía que iba a acompañar a su alma. Her sonrió, se tumbó en el suelo y murió con una sonrisa en su rostro. Después de esto, tengo recuerdos muy lejanos sobre estar en el plano astral, se sentía diferente. Tampoco sentía lo que siento cuando hago un viaje para mi) Pasó un momento difícil de definir. Momentáneamente, me desperté.

Esto desde luego ha ocurrido en otra realidad.

Porqué hubo varios aspectos en este sueño, que son imposibles para un sueño. Por ejemplo, mantener los aspectos faciales de una persona. Esto es imposible, ni con la persona con la que vives. El cerebro no tiene potencia suficiente para hacer una cosa así según los estudios de sueños que hace la ciencia. Ninguno, ni el cerebro con mayor inteligencia del mundo. Por eso, a veces tu familia y amigos tienen caras diferentes en tus sueños.

También me era posible leer cosas, todo tenía sentido, siempre. Esto es imposible, ya que puedes “leer” en sueños, pero no es igual que leer normal, sólo sueñas que lees. Tu parte izquierda del cerebro (leer), está apagado mientras duermes. Además, si les algo en un sueño sería en plan “Los 8$e son 1?k 9 de relleno 44” Podrías leer “Los coches que son azules son de relleno en la autopista 44.” Pero a la siguiente vez leerás algo diferente. Tal vez ni tenga sentido. Y bueno, no quiero hablar de sueños, si sabéis un poco de sueños, veréis que este es raro. Además, un viaje astral no es, porque es muy diferente.

Y más pruebas.

Esto son algunas de las pruebas, además, enseño sueños lúcidos, y viajes astrales. No tengo ningún desorden mental, por lo que ahora mismo según escribo esto (y he hecho un chequeo de realidad, que siempre viene bien), se que estoy (y ya lo sabía claro) despierto en el plano físico en la misma realidad que tú leyendo esto. Pero aquí (más la realidad de Her), tenemos dos realidades… ¡piensa que son tres menos de una cantidad total infinita! Pero la experiencia con Her fue una pasada, y es algo que recordaré toda la vida.

Como puedes ver, no hay fin con las realidades.

Quiero hacer una entrada que llevo tiempo pensándolo. Es un tema muy mundano, pero como dije en una entrada hace poco, la vida misma es parte de la espiritualidad. Por lo tanto, tiene cabida en este blog. Quiero comentar un poco sobre la confianza absoluta que regalamos a las grandes corporaciones, y quizás las no tan grandes. Si observamos un poco, parece hasta que cada uno de nosotros formamos un colectivo que no es más que un recurso como lo es el petróleo para unos pocos en este mundo (como poco).  Pero vamos, os cuento la semana que viene. ¡Nos vemos el próximo miércoles! Espero que paséis una semana genial! Estaré de vuelta la semana que viene.

Ah! Y si no queréis perderos nada, os invito a que os suscribáis a mi newsletter, donde además encontrarás contenido exclusivo. Lo puedes hacer  haciendo clic en la imagen de abajo:

Suscríbete.

Te invito a que le eches un vistazo a las entradas anteriores: tercer año, segundo añoprimer año.

Mucha luz y amor,

Te deseo mucha abundancia! (Inicio)

Rev. Fernando Albert

gracias

Related Posts…

0 comentarios

Deja un comentario