Mi primera visita a los Registros Akáshicos en el cuerpo Soñado y Astral.

Accede a tus archivos akáshicos y descubre por ti mismo.
¿Puedes visitar los Archivos Akáshicos?

Hola amigxs! Después de todas esas noticias, ¡vengo con algo interesante! Me han pedido un par de veces que comparta mi experiencia al visitar los Archivos Akáshicos por primera vez. Normalmente, la forma en que accedes es a través de la canalización, pero puedes visitar tus Registros Akáshicos en un sueño lúcido o viaje astral, y se muy intenso. Hay algunas maneras de hacerlo, pero quiero compartir cómo fue mi primera vez, en un sueño lúcido. Si estás descubriendo los viajes astrales, te invito a que eches un vistazo a mi guía gratis de viajes astrales. Te ayudará a tener un buen comienzo.

Sí, puedes visitar tus Archivos Akáshicos «en persona» si los visitas en el Cuerpo Soñado o en tu Cuerpo Astral. Te sientes como «estando allí en persona», casi como si fueras físicamente. Puedes sentirte con más energía, especialmente en el reino astral. Mi experiencia sucedió antes de que pudiera leer los Registros Akáshicos conscientemente, pero todavía recuerdo esta experiencia con alegría, ya fue bastante mágica. Compartí esto hace años en una comunidad de Onironautas, y quería compartirlo aquí también  (ya tocaba, ¿verdad?

Una pequeña nota.

Todo el texto a continuación incluirá principalmente cosas que sucedieron en el plano soñado o astral (los comentarios del plano físico serán en cursiva). Además, este sueño ocurrió en enero de 2011, cuando todavía estaba trabajando en una tienda y desarrollando Soul Guidance 🙂 ¡Buenos recuerdos!

Es un sueño largo; si prefieres pasar a la parte de Registros Akáshicos, puede hacerlo haciendo clic aquí.

Entonces, aquí va!

¡Visité mis Archivos Akáshicos en un sueño lúcido!

Regresé a la Tierra de una visita a la luna. Por alguna razón, tuve que volver a la luna nuevamente, y estaba muy emocionado. Siempre fue encantador para mí viajar a la luna, es la razón principal por la que tengo el trabajo que tengo. Estaba trabajando en una tienda (probablemente mi tienda, en la que solía trabajar) con una realidad retorcida. Un supervisor de la tienda me dijo (de hecho, corro solo en la tienda, solo mi jefe hace la contabilidad del registro y me lo prepara para la mañana siguiente) que necesitaba prepararme para volver a la luna.

Iba a pasar unos días allá arriba. Tuve que ir a al súper para obtener los suministros que necesitaba, así como para notificar a mi esposa que iba a estar durmiendo allí arriba.

Me dijeron que iba a encontrar computadoras con internet y un lugar para dormir en la luna listo para mí. Me sentí excelente y compré algunas latas de cocacola (nunca me las bebidas gaseosas en toda mi vida, jaja), estas latas eran amarillas y más pequeñas de lo normal. El gerente quería que visitara la luna con un segundo empleado (nuevamente, soy el único empleado). Íbamos a hacer un inventario para los jamones Serrano (no es azar, vendemos jamón Serrano en la tienda). Entré en una habitación pequeña, muy metálica pero con una bodega parecida a la tienda. Casi de inmediato llegué a la luna. Había un cartel que decía «archivos akáshicos», pero no tuvo impacto.

Me sentí perfecto mientras estaba en la luna.

Todo lo que podía sentir fue un completo silencio. Pude escuchar el silencio, el latido de mi corazón y mis pensamientos. Estaba completamente solo con mi conciencia, y me sentí muy bien. A mi alrededor, todo lo que podía ver era la nada, el vacío y la tranquilidad. Yo quería quedarme allí. La luna se veía más o menos como lo hace en la vida real. Me sentí feliz y no quería irme. Delante de mí, vi un gran armario con muchas cosas adentro. El gabinete era metálico y las puertas tenían una taquilla pequeña.

Saqué una libreta de algún lado y comencé a escribir cosas del armario. Mientras estaba trabajando en el recuento, dejé que mi mente divagara y me diera pensamientos aleatorios. Me sentí muy emocionado ya que puedo viajar a la luna regularmente sin pertenecer a la NASA. La gravedad era como en la Tierra, pero mi cuerpo aún se sentía más ligero. De repente, encontré un pedazo de jamón raro, y mientras lo miraba, perdí la visión.

Después de unos segundos, me encontré en una casa vieja. La casa estaba en un pequeño pueblo, y tenía tres tiendas. Estaba de vuelta en la Tierra. Cuando entré en la casa, un personaje soñado me saludó y me abrazó. Un personaje femenino de unos 40 años me escoltó hasta un extraño ascensor. Parecía una escuela antigua. De repente me teletransporté a un lugar antiguo y sentí una presencia. Me volví lúcido y comencé a investigar este lugar. Era una mezcla de culturas egipcia y maya que se mostraba en el edificio.

Mi sueño era muy estable, así que decidí investigar. (En estos momentos no tenía memorias sobre los archivos akáshicos.) Sentí que estaba bajo un nivel razonable de lucidez.

Mi guía de sueños apareció.

Para aclarar aquí en el Blog, una guía de sueños es «alguien» que te ayuda en tus sueños. Lo más probable es que sea una manifestación de tus Guías Espirituales reales. Con una forma soñadora familiar / amigable.) Es posible que sea tu ser superior también. Ella estaba sonriendo a mí y me dio la bienvenida al lugar. La energía de mi guía de sueño era diferente de un personaje de sueño normal; ella se sentía más como si ella fuera mi Guía espiritual. Supuse que ella era mi guía soñada, ya que no era viaje astral en ese momento.

Mi guía soñada apareció (para aclarar aquí en el Blog, una guía de sueños es «alguien» que te ayuda en tus sueños. Lo más probable es que sea una manifestación de tus Guías Espirituales reales pero con una forma soñadora familiar / amigable.) Ella estaba sonriendo a mí y me dio la bienvenida al lugar. La energía de mi guía de sueño era diferente de un personaje de sueño normal; ella se sentía más como si ella fuera mi Guía espiritual.

Empecé a estar emocionado.

Abriendo los Registros Akáshicos.

La hora de abrir mis archivos akáshicos había llegado. Mi guía me dijo: «Necesitamos desbloquear el conocimiento en tu yo interior. Sin embargo, hay un pequeño rompecabezas». Pude ver una gran sala vacía con algunas estatuas de hierro gigantes. Dos estatuas tenían guadañas en lugar de manos, la otra tenía espadas y las dos tenían escudos. Había un tipo de «ventanas» barrocas con cristalería, y podía ver hierba en algunas con un brillante día soleado, mientras que en otras, veía el espacio o la naturaleza al azar.

Mi guía me dijo que usando mis habilidades de soñar; Necesitaba crear como un círculo con esas estatuas de soldados. Golpeando a los soldados, algunos cruzarían sus brazos, y algunos ampliarían sus brazos. Necesitaba tenerlos a todos tomados de la mano. Miré confundido a mi Guía y pedí ayuda. Ella me señaló estas estatuas y me dijo que lanzara un rayo. No recuerdo haber hecho ningún rayo en mis sueños, pero estaba seguro de poder hacerlo. Lo lancé con éxito, y todas las estatuas se tocaban entre sí. Abrí una pequeña escotilla cuadrada en el techo y apareció una pequeña burbuja.

La guía de mis sueños me dijo que sería bueno tocarla para recuperar energía. Lo hice, y la calidad de mis sueños aumentó, todo se volvió claro claro de alta calidad.

Otra escotilla se abrió en el medio de la habitación. También era cuadrado, y un antiguo pedestal, hecho de piedras, surgió del suelo. Había un libro escolar antiguo en el medio.

Al ser un sueño, hay mucha simbología personal, y en cada persona, es diferente.

La guía de mis sueños me dijo que solo necesitaba canalizar mi energía al libro para abrirlo. Activaría mis registros akáshicos. Me sorprendió lo que estaba pasando, pero quería quedarme, lúcidamente y ver cómo terminaría. Abrí mis manos de la misma manera que lo hago despierto para los ejercicios de psicoquinesis (buah! hace mucho que no he jugado con eso, jajaja). El libro se abrió y me acerqué. My guía sonrió, y pude leer cosas en escritos a tinta original y pluma.

Estaba asombrado; Estaba seguro de estar soñando y no proyectando astralmente. Pensé que hubiera sido genial alcanzar mis Registros Akáshicos reales. Mi guía me dijo: «No trates de leer esto; te despertarás, estás soñando, ¿recuerdas?» Lo encontré gracioso; Ya sabia eso. La Guía de mi sueño siguió diciendo: «Acabas de desbloquear tus Archivos Akáshicos. Ahora están disponibles para ti. Para venir aquí, necesitarás hacerlo en un viaje astral. Una vez que salgas de tu cuerpo con éxito, visita este lugar. Yo estaré aquí como tu Espíritu Guía, y te ayudaré a comenzar a explorar tus Registros Akáshicos.»

«¡Click! ¡Acceso Admitido!

Me alegré cuando recordé que algunas personas desbloqueaban sus Registros Akáshicos primero a través de sueños lúcidos, y luego los visitaban con Proyección Astral. Mi sueño comenzó a desvanecerse, así que le dije a mi Sueño Guía que necesitaba volar un poco para recuperar el sueño. Caminé hacia otra habitación sin techo. Vi las paredes también hechas de piedra. Volé y vi un cielo muy azul y hermoso. Tuve un vuelo pequeño. y cuando quise regresar, estaba muy arriba en las nubes, y pude ver un gran bosque, una pequeña casa y una aldea. Cuando aterricé, regresé al pueblo donde estaba antes.

Quería volver al lugar donde encontré el ascensor. Curiosamente, los mismos personajes de ensueño estaban allí. Dos de ellos comían algo de comida en una mesa redonda. La señora que me ayudó antes estaba limpiando polvo y llevaba un delantal blanco. Ella sonrió y dijo: «¡Has vuelto!» Le dije que tenía que volver a ese ascensor para llegar al lugar antiguo.

Ahora el ascensor parecía de madera y tenía algunos botones. Tenía que subir cinco peldaños esta vez, así que lo hice y entré en el ascensor. También era mucho más pequeño y no tenía puerta. Comenzó a hacer ruidos y se rompió. La señora me dijo que se estaba recargando de mi uso anterior. Le dije que iba a intentar el saltar al astral desde el sueño y visitar mis Archivos Akáshicos.

Aquí mismo, me sentí muy emocionado porque sabía que iba a ser un sueño intenso.

Durante un sueño lúcido, tienes recuerdos de la memoria de la vida física, donde podrás recuperar tu memoria habitual mientras estés despierto. El sueño continúa:

Puedes abrir tus archivos akáshicos en el plano soñado o astral.

Caí de espaldas, y dije: «Ahora estaré fuera del cuerpo». Me centré en mi habitación y mi cuerpo astral. Recordé lo increíble que se siente al viajar en el astral. Golpeé el suelo, rompí el piso de madera y comencé a caer en un vacío oscuro y sin fondo. Estaba cayendo, pero no tenía miedo. Sabía que no me había proyectado, pero aún sabía que estaba en el sueño, así que permanecí lúcido. De repente, una especie de fantasma femenino azul y verde apareció de la nada. Ella se estaba riendo y me dijo que iba a tirar un dado para hacer las cosas más interesantes.

Ella no era malvada, sino traviesa, juguetona y yo era uno de sus juguetes. Mientras caía, podía escuchar música al azar, música de locura. Apareció un dado blanco de seis caras. El dado tenían puntos negros en lugar de números. Pude ver el dado rodando y salió dos. «¡Dos veces la velocidad!», Dijo el fantasma de la risa. La música se aceleró y la caída también. Iba a tirar el dado de nuevo, y me centré en que la tirada podría ayudarme a proyectar, sin embargo, aparecí en la ciudad de nuevo. ¡Vaya, sigo soñando! Sabía que no iba a acceder a mis archivos akáshicos.

Cuando te intentas proyectar desde un sueño, puedes aparecer en otro sueño.

Quería volver a intentar la Proyección Astral. Traté de encontrar un lugar con mayores vibraciones de energía dentro del propio sueño. Vi una iglesia, pero estaba cerrada. No sentí ganas de entrar a la fuerza, incluso siendo un sueño. Vi una pequeña escuela con una piscina. Pude escuchar a los niños. Llegué, y la piscina era enorme, con agua azul. El agua se sentía helada en mis pies, pero me concentré en que era una sensación de sueño, así que pude bloquear la sensación de enfriamiento. Quería caer de espaldas en la piscina y activar una proyección astral. Mi intención era acceder a mis archivos akáshicos.

Estaba de vuelta en la cama pensando en mis archivos akáshicos. Pude sentir mi cuerpo con vibraciones. Empecé a elevar mis vibraciones para dejar mi cuerpo; sin embargo, podía sentir a mi gata junto a mí y mi vista astral había desaparecido. Empecé a mover mis brazos astrales. Sentí mayores vibraciones en mis brazos, y luego, me senté. Sentí mi espalda en la cama y también, mi espalda astral no tocó la cama. Todavía no tenía vista astral, y traté de salir de la cama y flotar. Estaba medio separado, y cuando traté de separar mis piernas, perdí el conocimiento en el proceso.

Si saltas «entre planos», eventos así son comunes.

Tuve un falso despertar en mi cama. Mi esposa se despertó abruptamente y me dijo: «¡Si quieres Chistorra para el desayuno, debería empezar a cocinarla!». Me desperté de verdad. (Nunca tuvimos una chistorra para el desayuno, nunca.)

Me puse lúcido por tercera vez, y una vez más, visualicé el plano astral, donde finalmente salí de mi cuerpo. Al centrarme en los Registros Akáshicos, en lugar de ir a una «biblioteca» de algún tipo, fui llevado a «algún lugar» que solo contenía sabiduría y conocimiento, y estando allí, era consciente de todo y sabía las respuestas para todo . Me quedé allí hasta que volví a mi cuerpo.

¡Y esto es más o menos! No necesitas tener un sueño como este para abrir y acceder a tus Registros Akáshicos, pero es una forma. Otra forma sencilla de visitar tus Registros Akáshicos es a través de la meditación, y esta meditación guiada por los Registros Akáshicos te ayudará. Míralo aquí o haga clic aquí o en la imagen a continuación:

Meditación para acceder a los archivos akáshicos.

Y eso es todo! Espero que lo hayáis disfrutado!

Los archivos akáshicos contienen la historia de toda tu existencia.

Mañana es día uno, y no quiero que tengáis el pronóstico una semana tarde, por lo tanto, ya lo podéis ir a ver a Youtube! La semana que viene, ya pongo la entrada oficial aquí. Nos vemos el Miércoles! Espero que paséis una semana genial! Estaré de vuelta la semana que viene.

Ah! Y si no queréis perderos nada, os invito a que os suscribáis a mi newsletter, donde además encontrarás contenido exclusivo. Lo puedes hacer  haciendo clic en la imagen de abajo:

Suscríbete.

Te invito a que le eches un vistazo a las entradas anteriores: segundo añoprimer año.

Mucha luz y amor,

Te deseo mucha abundancia! (Inicio)

Rev. Fernando Albert

gracias

Deja un comentario

Switch to English

english

Apúntate a mi lista de correos

meditacion gratis

Apuntate a mi lista de correos!

Descarga tu meditación!
© 2019 Poderosas Meditaciones Guiadas con Fernando albert.

Other websites:

  • Readings and Healings (English)

  • Guided Healing Meditations (English)

  • Backup/Express (English)


  • Lecturas y Sanaciones (Spanish)

  • Backup/Express (Spanish)


  • A %d blogueros les gusta esto: