GUIDED HEALING MEDITATIONS WITH FERNANDO ALBERT

Meditations that are out of this world!

Hablemos sobre las premoniciones: mensajes sin aviso.

Premoniciones.
¿Tenéis premoniciones?

¡Aquí estoy otro miércoles más! Y conmigo, otro artículo. La semana pasada hablamos de la empatía y hoy vamos a hablar de las premoniciones. Este es quizá un don más llamativo que la empatía, no sólo por su rareza, sino por las visiones y percepción futura. Aunque las premoniciones se “activan” por si solas, no son tan frecuentes como la empatía y tendréis una vida bastante normal (¡he dicho, bastante normal, pero no del todo!). Este es otro don automático.

Os voy a dar unas pocas pautas acerca de ellas y así la lectura será más amena.

Si habéis experimentado una premonición, ¡lo sabéis!

  • Las premoniciones llegan sin aviso, a cualquier hora del día o de la noche, despertando al médium si es necesario. Siempre se nace con la habilidad y no se puede aprender. De hecho, creo que es de las pocas que no se pueden aprender.
  • La calidad de las visiones se dispara a niveles muy altos, y pueden ser casi iguales que la vida misma.
  • Los mensajes a veces son muy directos. Lo que veis es exactamente lo que pasa. Otras veces, especialmente cuando son premoniciones globales como un gran terremoto, una catástrofe, una revolución positiva, la información llega con menos claridad o quizás un poco confusa (personalmente creo que esto sólo sucede si son noticias malas y catastróficas, o por lo menos a mí me ha coincidido así).

Una premonición puede llegar a ser muy poderosa.

  • El nivel de intensidad de la premonición se puede medir en el pecho ya que es donde está el Chakra Corazón. Cuanto más abierto está este Chakra, más fácil será para vosotrxs entender estas premoniciones (aquí explico más ventajas de tener el Chakra Corazón abierto). No hay palabras para describir ese sentimiento. Os pasa sólo y siempre cuando tenéis una premonición. Tiene un rango de negatividad y positividad y yo he llegado a sentir una mezcla de júbilo y ese “sentimiento” a un nivel muy intenso, hasta estremecerme y ponerme en posición fetal (pero sin sentir la parte negativa a nivel físico). Otras veces, solo viene ese “sentimiento” muy intenso pero muy corto (apenas unos segundos) con una imagen muy clara y concisa. Más abajo hablo un poco más de esto.

Podéis abrir vuestro tercer ojo y verlas con más claridad.

Y más o menos así es como funcionan las premoniciones. Sin previo aviso, os llega una cantidad de información generalmente de sucesos futuros o cambios en sucesos actuales. Tendréis una percepción, o bien muy clara o confusa de un suceso en específico y ese “sentimiento” del que hablaba antes en vuestro pecho (Chakra Corazón). Si ya habéis tenido premoniciones, lo entenderéis perfectamente. Y después, vuestra propia reacción a esa premonición, donde vuestro estado de ánimo, el mensaje y muchos otros factores influyen en esa reacción.

En caso necesario también se podría investigar a través de los Registros Akáshicos, Guías Espirituales, Ser Superior y otras fuentes de información disponibles en el Plano Astral de luz.

La visión de una premonición es poderosa.

Unas cuantas anécdotas con mis premoniciones.

  • Sin saber aún que hacer de comer tuve el “sentimiento” de premonición que os comentaba antes. Sabía que una pequeña tienda al lado de casa iba a estar abierta, aunque siempre cerraban los domingos. Me dejé llevar y bajé a la calle a mirar. La puerta estaba abierta y el local técnicamente estaba cerrado, pero la dueña fue a buscar unas cosas y como yo llevaba efectivo, me pudo vender lo que necesitaba.
  • Una de las más fuertes me pasó con mi mejor amigo del instituto. Me llego la imagen de una chica que iba a ser la mujer de su vida. Es una historia muy larga y no os quiero aburrir… pero digamos que una noche en una discoteca apareció esa chica y se acercó a mi amigo. Ahora están casados (¡o por lo menos, lo estaban la última vez que hablé con ellos!) Prevaleció el amor.
Y hay muchas que ni me acuerdo.

Realmente os podría contar muchísimas, pero prefiero dejarlo así ya que me quiero centrar en las premoniciones y no en mis experiencias. Si tenéis (o creéis que tenéis) premoniciones y no sabéis muy bien qué hacer, podéis mandarme un mensaje. Cada caso puede ser muy específico y muchas veces es simplemente intuición, pero en otros no.  Así que lo voy a dejar aquí, ya que hablar más de las premoniciones sería redundante.

¿Queréis leer más cosas interesantes? Podéis visitar la sección de recursos para descubrir más.

¡Ya hemos llegado al final! La semana que viene voy a hablaros de la importancia de la comunicaciónHoy en día, tenemos unas increíbles herramientas de comunicación, y aún y así, el nivel de comunicación ha bajado drásticamente… Pero todo esto, será la semana que viene, ¡no os lo perdáis! ¡Espero que paséis una semana genial! Estaré de vuelta la semana que viene.

¡Ah! Por cierto, si no queréis perderos nada, os invito a que os suscribáis a mi newsletters, donde además encontraréis contenido exclusivo. Podéis hacer click en la imagen de abajo para suscribiros:

Suscríbete.

Mucha luz y amor,

¡Te deseo mucha abundancia! (Inicio)

Rev. Fernando Albert

gracias

Related Posts…

2 Comentarios

  1. Silvia

    En una ocasión estaba esperando ami mama..Que llegara de un pueblo sercanoe llegaba una tristeza una desesperación y llego ami mente 4 [email protected] en rueda tomándolos de la mano no sabía k pasaba.fueron unos minutos segundos no se pero al llegar mi mamá me platicó k el carro donde venía se iba a caer a un barranco q por puro milagro se salvó..

    Responder
    • Fernando Albert

      Es un buen ejemplo de lo poderosa que puede llegar a ser una premonición. ¡Menos mal que se salvó!

      Responder

Deja un comentario

Abrir chat
A %d blogueros les gusta esto: