GUIDED HEALING MEDITATIONS WITH FERNANDO ALBERT

Meditations that are out of this world!

¿Cuál es el primer sueño que tuvisteis y podéis recordar? 

Tu primer sueño.

Tu primer sueño.
¿Cuál es el primer sueño que recordáis?

¡Hola, hola! ¿Cómo va esa primera semana de veranito (o para los que estáis en el hemisferio sur, ¿qué tal empieza el invierno?). ¿Habéis sanado mucho? Esta semana vengo con algo diferente. Hay cosas que me apetece compartir con vosotrxs e incluso, crear una pequeña tertulia si a alguien le apetece. Hoy os voy a contar mi primer sueño. De vez en cuando se agradece y nos hemos tirado meses hablando de “cosas más serias”, por lo tanto, hoy toca un poco de relax.

Esta semana quiero hablar un poco de los sueños. Como bien sabéis, todxs soñamos (y tenemos viajes astrales), sin embargo, unxs tienen más capacidad de recordarlos o controlarlos que otrxs. Siempre que se entra en la fase REM, soñamos. Estoy seguro de que absolutamente todo el mundo recuerda por lo menos haber soñado una vez. Pero bueno, realmente esta entrada no es “técnica” sino más bien para compartir algo diferente sobre el tema.

Empecé esta entrada con una pregunta y voy a acabar con la misma pregunta.

Mi primer sueño fue cuando tenía unos 4 ó 5 años (podéis leer aquí la primera vez que vi mis Registros Akáshicos). Irónicamente, puedo recordar la decoración de mi habitación gracias a este sueño. Entre mis juguetes había una linterna amarilla de Playmobil. Esta linterna tenía luz blanca y roja. Y el sueño fue así:

De repente, me desperté en cama porque pude ver que la linterna estaba en el suelo, encendida y apuntando a la pared. Toda la habitación era azulada debido a la luz azul de la linterna. Me levanté de cama para ir a apagar la linterna, cuando me di cuenta de algo; la linterna emitía una luz azul. Estaba muy sorprendido porque la linterna nunca antes había tenido esa luz, y además, “mi habitación se notaba rara”. Entonces, de alguna forma (realmente no recuerdo cómo) sabía que estaba soñando y podía mover las cosas sin tocarlas. Recuerdo que después de un rato, abrí la ventana de mi cuarto. Era de noche y el cielo estaba llenísimo de estrellas. Me acuerdo de sentir un deseo de ir hacia las estrellas y de repente, me encontré volando hacía ellas.

Todxs soñamos, y vosotrxs también habéis tenido un primer sueño que seguro que recordáis.

¡Eso es todo lo que recuerdo! Puedo incluso acordarme de la sensación que tenía al ver la linterna con la luz azul y que había algo que no estaba bien o fuera de lugar. Desde que tengo uso de razón, cualquier anomalía en el espaciotiempo, me fascina. Y ese sentimiento se pudo replicar en este sueño y, aún hoy, soy capaz de recordarlo.

El primer sueño ya se forma cuando somos bebés.

Pero como os comenté al principio, todxs soñamos cada noche durante toda nuestra vida cuando entramos en la fase REM (exceptuando trastornos en el sueño).

Y ¿qué sueña un bebé?

En principio los bebés empiezan a soñar sobre los 18 meses, pero hay expertos que indican que pueden empezar a soñar en el útero materno.

Los bebés sueñan sobre lo que ha sucedido durante su día. Es por esto que si tu bebé (o la gente que lo rodea) ha tenido un mal día, es más probable que se despierte llorando por la noche. Un bebé no entiende ni razona como un adulto… pero sí que percibe y siente muchísimo más. También son muy sensibles a las energías. Este estrés influye en sus sueños creando “pesadillas” y hace que se despierte llorando.  Así que la próxima vez que haya algún problema en casa, intentad arreglarlo de la forma más tranquila posible o lejos del bebé, ya que ellxs lo sufrirán más que vosotrxs.

Y bueno, esto es todo, una entrada cortita, pero ¡interesante! Así que como dije al principio, acabo esta entrada con la misma pregunta:

¿Cuál es el primer sueño que podéis recordar?

¿Quieres leer más cosas interesantes? Podéis visitar la sección de recursos para descubrir más.

La semana que viene vamos a hablar también de algo que quizás todxs hemos experimentado en algún momento. Os voy a comentar sobre uno de mis viajes astrales y daros unos pasillos con el desdoblamiento en un sueño. ¡Nos vemos en una semana! ¡Espero que paséis una semana genial! Estaré de vuelta la semana que viene.

¡Ah! Por cierto, si no queréis perderos nada, os invito a que os suscribáis a mi newsletters, donde además encontraréis contenido exclusivo. Podéis hacer click en la imagen de abajo para suscribiros:

Suscríbete.

Mucha luz y amor,

¡Te deseo mucha abundancia! (Inicio)

Rev. Fernando Albert

gracias

Related Posts…

0 comentarios

Deja un comentario

Abrir chat