GUIDED HEALING MEDITATIONS WITH FERNANDO ALBERT

Meditations that are out of this world!

Necesitamos comer para sobrevivir, pero comer atentos nos va a dar mucha más vida.

Comer atentos es algo que todos deberíamos hacer más.

Written by Fernando Albert

julio 15, 2020

Comer atentos es algo que todos deberíamos hacer más.
Es muy importante comer atentos, ya que disfrutaremos más de la comida y tendremos más beneficios.

¡Hola gente! ¿Qué tal llevamos el mes de Julio? La semana pasada iba a hablar de este tema, pero el mensaje que recibí la semana pasada me pareció necesario de compartir, os ayudará con vuestras dificultades. Vamos a hablar por qué es importante comer atentos, y no simplemente, “comerse la comida.” No voy a hablar del tipo de comida que comas, ya que eso es personal, y además, es trabajo de un nutricionista. Sin embargo, la comida, como todo, también tiene un aspecto espiritual que es bueno tener en cuenta.

No voy a mentir, y lo digo al principio, rápido, y sólo una vez. Comidas vegetales tienen un nivel de vibración más alta que “un trozo de carne.” Sin embargo, y en contra de muchas enseñanzas, incluso espirituales os voy a decir una cosa. Hay formas de comer “ese trozo de carne” donde tu gratitud le da esa vibración, haciéndola mejor a nivel espiritual. Incluso, si es un animal que creció feliz y con dignidad, o de caza que no ha vivido con miedo, tendrás también más aspectos positivos. Pero vamos, sólo voy a dejar este comentario, ya que vamos a hablar de comer atentos en vez de cuestionar que es lo que comemos. No hablo de veganismo, ni nada. No sentirás que se cuestionan tus decisiones y/o necesidades.

Vamos, ¡que es la hora de comer!

Es posible que te encante comer, y sea una de tus pasiones en tu vida. Quizás tienes problemas con la comida y tu imagen (si necesitas ayuda médica, no dudes en hacerlo.) Tal vez, comes para alimentar tu cuerpo, donde la comida es “energía”, y punto. O quizás, simplemente comes porque toca comer, o bien porque tienes hambre. Puedes comer encima de tu teclado mientras trabajas, sentado en el sofa viendo la tele, a las prisas donde sea, o quizás, tengas tiempo y ganas para comer en plan “cena familiar” todos los días. El hecho de comer atentos va más allá que todo esto, ya que cada persona tiene las posibilidades que tiene, pero todos podemos prestar atención.

La sociedad moderna está acostumbrada a comer con la tele puesta. Un ruido constante, y una pantalla que te absorbe sin que te des cuenta. Vas viendo la televisón mientras comes. ¿Por qué? Estás haciendo algo más mientras haces el amor? O quizás, mientras estás jugando con tu perro, o columpiando a tu peque (puedes usar el móvil también, pero no lo recomiendo). Tal vez estés viendo un peliculón en la tele y ni haces caso ni al móvil! Cuando hacer deporte, sobretodo si es fuera, lo más posible es que sea eso lo único que hagas. Sin embargo, “mientras comes” te da cabida a hacer más cosas (trabajar, usar el móvil, ver la tele, leer algo…), total, es sólo masticar y tragar, mastigar y tragar. Que guay que esté rico, como tiene que ser.

Todo esto sin comer atentos.

Dedícale tiempo a sólo comer.

¿A que si vas a comer a un restaurante (de sentarse), disfrutas mucho más de la comida? Comes mucho más poco a poco, saboreas mucho mejor la comida. A veces acabas incluso comiendo un poco demás (esto tampoco es bueno y lo hay que controlar), y después de volver a casa, te apetece relajarte. Obviamente, un restaurante tiene su encanto, empezando por no tener que hacer la comida ni fregar. También rompes la monotonía de cada día. Además, en el restaurante siempre prestamos mucha más atención al sabor de la comida. La comida que hacemos o que nos hacen en casa, “es la de siempre”, y a veces, se le quita valor, y desde luego, lejos de comer atentos.

Sin embargo, la mayoría de las comidas son en casa y en el trabajo. Incluso puedes ir al restaurante de barrio de esquina a comer en el descanso del medio día con tus compis. Pero estas comidas “de siempre”, son las que te están alimentando día a día, y hay que tenerlas más en cuenta.

Es la hora de comer atentos y disfrutar más de la comida.

Vamos a dejar los restaurantes, las comidas de familia, y las fiestas a un lado. Vamos a centrarnos en esa ensalada junto a un arroz con carne, por mencionar algo muy ordinario que has comido en casa hace poco. Lo primero, es importante sentir gratitud, ya que aunque necesitas comer para vivir, en el mundo en el que vivimos, es cada día más, un lujo. Y no es pensar en los infortunios de los demás, sólo les das poder. Céntrate en tu gratitud por esa comida. Además, si otra persona te ha hecho la comida, es algo que no debes dar por hecho, que requiere un esfuerzo. De igual modo, es esfuerzo que se ha puesto en reunir “energía” (dinero o esfuerzo cultivando) para obtener esta “energía” (comida) que te vas a comer.

Gratitud hacia la comida misma.

Vamos a ser francos, para mantener a un ser humano vivo, hace falta sacrificar. De hecho, para mantener a un ciervo vivo hace falta un sacrificio también. Los herbívoros no se alimentan del aire, pero de seres vivos llamados plantas que se alimentan de nutrientes, del agua, y del Sol. Sin embargo, las plantas son seres vivos también que además sienten. Esto se ha probado con anestesia (fuente.) Es más, si hablamos de una manzana (donde obviamente no estamos matando al manzano), también hay que tener gratitud, ya que lo hemos recibido de ese árbol.

La cuestión no es sentirse mal, nuestro organismo no nos permite vivir del aire. Además, en este planeta funciona así, un ser vivo se come a otro. Hay incluso plantas que comen insectos. La cuestión es comer atentos y con gratitud hacia los alimentos que te están dando la vida. y Si por algún motivo no siente esto último, es importante que analices tu alimentación, seguro que encuentras mejoras (pero vamos, que esto tampoco es el enfoque.) Todo lo que tienes en el plato, tiene un alma, o viene de un ser (planta o animal) con alma (como el huevo y la gallina, o las castañas y el castaño.)

Preparar y comer atentos trae beneficios.

Si en casa eres quien prepara la comida.

A veces es un quehacer muy tedioso. Muchas veces se hace lo que sea, mal y a las prisas. Esto tampoco es correcto. Es mejor planificar de antemano (también te ahorrará tiempo haciendo menos viajes al súper.) Intenta que tu hora de hacer la comida sea sagrada, y que la cocina sea tu templo. Es mucho más que hacer la comida. Si puedes y lo deseas, que te dejen a solas en tu cocina. Poner la tele no es el mejor de los consejos, pero si te apetece, si que puedes poner algo de música.

Mientras haces la comida, prestando atención y poniendo amor, cambiará la energía de la comida. Cuando se dice, “lo he cocinado con todo mi amor”, tiene una diferencia que si “haces la comida a las prisas.” Por lo tanto, sobretodo si te gusta cocinar, intenta que este momento sea para ti. Puede llegar a ser incluso espiritual porque estás disfrutando en tu propio mundo. A veces es complicado y hay que adaptarse a la cocina que hay, pero visualiza tu cocina ideal, y un día, se materializará.

Pero vamos, intenta que hacer la comida no sea “una paliza.”  Intenta tener buenos ánimos, ya que parte de tu energía se canalizará la comida que tú y tus seres queridos os váis a comer.

Entonces, ¿cómo comer atentos?

Realmente, es muy fácil. Realmente, la clave de comer atentos es prestar atención dedicada a la comida, y además, tener un poco de gratitud. Os dejo una pequeña lista con consejos:

  • Evita comer con la televisión puesta, y menos aun usar el móvil. Ambos te van a absorber sin darte cuenta, Si hay otras personas, conversa con ellas, pero sin perderte en una conversación.
  • Tómate un momento para observar lo que tienes en el plato (sobretodo si tú no has hecho la comida.)
  • El momento de sentir gratitud según lo veas conveniente, pero no te olvides de sentir gratitud por los seres vivos que han donado su vida para alimentarte.
  • Especialmente en el primer bocado, saborea bien la comida y mastícala bien. Esto es bueno para tu salud, pero también para observar bien todos los sabores en tu boca.
  • Intenta sentir dentro de ti gratitud porqué estás disfrutando de la comida. Si por lo que sea no te gusta, siente toda la gratitud que puedas. De una forma correcta, comunícalo o haz otra cosa de comer.
  • Vive en el ahora, para comer atentos, hay que comer en el ahora. Vivir en el ahora es importante, así también lo es a la hora de comer.

¡Y disfruta de la comida!

No tiene mayor secreto, uno de los beneficios de comer atentos es que disfrutarás más de la comida. Además, al seguir los pasos anteriores, a lo mejor no necesitas comer todo lo que tienes en el plato. Esto ahorrará tiempo invertido en cocinar (¡sobras!), y calorías que quizás tu cuerpo no necesite más en ese momento.

Como ves, es muy facilito. Hay que romper las viejas costumbres, sobretodo tema tele. Empieza por un día o dos a la semana de comer sin tele, sobretodo si tienes una familia de dos o más personas. Os va a ir gustando y en unas semanas, la tele estará siempre apagada a la hora de comer. No te dejes llevar por “es la costumbre.” Saborea un poco más la comida y come sintiendo el “aquí y ahora” para disfrutar más de la comida, y comer mejor.

Y como nota final de introspección.

Recuerda que todos los animales tienen un alma. Da igual que sea una vaca, o una gamba. Estos animales han dado su vida para alimentarnos. Por este motivo, comer atentos con gratitud tiene un alto valor energético. Sin embargo, a mi personalmente me gusta observar la cantidad de almas que están dando su alma para alimentar a una persona en una sola comida. Es algo bueno de pensar, especialmente en épocas navideñas, por ejemplo (marisco).

Así que, comer atentos (mindful eating), es fácil y trae muchos beneficios. La semana que viene os traigo noticias, que se que van a gustar. Ya no hará falta el uso de BigCartel porqué los botones de pago de PayPal han mejorado mucho. De hecho, ahora podrás pagar con tarjeta sin cuenta de PayPal! Os cuento más en una semanita. ¡Nos vemos el próximo miércoles! Espero que paséis una semana genial! Estaré de vuelta la semana que viene.

Ah! Y si no queréis perderos nada, os invito a que os suscribáis a mi newsletter, donde además encontrarás contenido exclusivo. Lo puedes hacer  haciendo clic en la imagen de abajo:

Suscríbete.

Te invito a que le eches un vistazo a las entradas anteriores: tercer año, segundo añoprimer año.

Mucha luz y amor,

Te deseo mucha abundancia! (Inicio)

Rev. Fernando Albert

gracias

Related Posts…

0 comentarios

Deja un comentario