GUIDED HEALING MEDITATIONS WITH FERNANDO ALBERT

Meditations that are out of this world!

¿Hasta dónde va a llegar nuestra confianza y cuanta información vamos a ofrecer a grandes corporaciones?

¿Cuánto le vas a brindar de tu vida a las grandes corporaciones?

Written by Fernando Albert

agosto 19, 2020

¿Cuánto le vas a brindar de tu vida a las grandes corporaciones?
Todo lo que estás dando de tu vida privada a las grandes corporaciones.

¡Hola! Bueno, tenemos una entrada interesante para hoy, y despues de hablar de algo tan elevado como realidades alternativas, vamos a bajar de golpe con algo mundano. Este artículo no es para conspirar, ni para criticar a los peces gordos de este mundo. El fin de este artículo es que reflexiones un poco cuando estas dispuesto a dar a las grandes corporaciones. Y con dar no hablo de dinero, sino de tu tiempo, y tu vida privada. A veces sin darnos cuenta confiamos ciegamente en alguna gran corporación online, pero, sabes realmente lo que las grandes corporaciones están haciendo con tus datos e imagen? Por cierto, tampoco voy a mencionar ninguna compañía, todos las conocemos.

La era de la tecnología y la conveniencia.

Con la globalización y la revolución industrial hemos avanzado mucho. A finales del siglo XX y sobretodo a principios de este, hemos pegado un salto aun mayor. Con la llegada de las comunicaciones móviles hemos mejorado en muchos aspectos, y empeorado en otros. He hablado varias veces sobra la electrónica, y el abuso que, como sociedad, le estamos dando. No vamos a hablar de eso hoy.

Hoy en día, cada vez queremos albergar más en menos tiempo. La sociedad nos exige todo esto, cada vez más. Ha llegado un punto, que ahorrar unos pocos segundos tiene su valor. Sí, es cierto, en este planeta, sobretodo en los últimos 25 años, el tiempo es un recurso y un bien, al igual que un bien virtual, sobretodo en telefonías móviles, a lo que llamamos “datos” o más coloquialmente “gigas” Hay corporaciones se encargan de administranos esos “gigas” según el plan que tengamos, al igual que de la propia expansión móvil y cobertura. Por lo tanto, algo que se ha convertido en un bien esencial en estos tiempos, lo están administrando corporaciones.

Sin embargo, estas no son las corporaciones a las que refiero. Una sociedad entera que depende de “gigas” para funcionar, tiene unas necesidades más elevadas que tenía una sociedad hace trescientos años. Esos “gigas” nos mejoran incluso tiempo perdido, como por ejemplo, esperando al médico (aunque el silencio mental es maravilloso.) También, nos ayudan a obtener información para cubrir nuestras necesidades, e incluso estos pequeños apartitos pueden salvarnos la vida en una emergencia donde hace 30 años, podías morir.

Las corporaciones que están ahí para ti, ¿no?

Al acceder a tanta información constantemente nos ha traído nuevas necesidades y deseos. Nos hemos quedado sin tiempo, no nos da el día para todos. Exigimos y nos exigen más. Por lo tanto, hay una industria donde “te venden tiempo”, o te lo ahorran. Incluso, parece que a veces te lo regalan. Por ejemplo, la domótica se ha desarrollado muchísimo. Ahora, con un teléfono puedes encender la lavadora (Alexander Graham Bell nunca se imaginó que un teléfono haría todo lo que hacen hoy, mira como eran antes aquí, y antes aun aquí.)

Y no sólo esto, el hecho de que queremos abarcar tanto, necesitamos ayuda para poner llevarlo todo. Una vez más estas corporaciones vienen “al rescate” a ayudarnos con un sin fin de programas. Salvo el alma, u otras cosas astrales, puedes registrar todo en internet con tecnología. Hay programas que te controlan las horas que duermes profundamente, te pueden comprar más detergente antes de que se te acabe… O incluso, puedes abrir tu coche, la puerta de tu casa, acceder a tu cuenta del banco o a tu historial médico. Todo esto está muy bien, pero habría que pensar un poquito las cosas.

Vivimos en un mundo que desgraciadamente nunca “dan un duro a cuatro pesetas.” Y menos aun una corporación que perdería millones. Es decir, que estas grandes corporaciones no te están regalando nada. En Estados Unidos seguro que recordáis Nielsen. Bueno, todas nuestras cuentas “de la tele”, donde tenemos series, películas, deportes, incluso los programas de la tele en diferido aprenden lo que nos gusta, y nos lo ofrecen. Algunos de estos servicios son gratis, mejor dicho, no tienes que pagar dinero, ni tiempo para obtener el servicio.

Big corporations store all your data.

El oro digital: Tus datos.

Quizás una agencia benéfica te ayude sin pedirte nada a cambio. Todos ayudamos a alguien incondicionalmente, o deberíamos. Pero cuando una compañía de vuelo saca una aceituna de cada ensalada para ahorrar millones, las grandes corporaciones menos aun. Todos estos programas son igual que Nielsen, sin embargo, para los que no sepáis que es “Nielsen”, básicamente era (o és) una corporación que te dá aparato enchufado a la tele que analiza lo que ves. A cambio, te daban cupones, premios y alguna cosita más. De hecho, tuve la suerte que me toco unos años ser un ‘Nielsen Family.’  Aunque recuerdo muy poco, era una pasada. Ahora, somos todos “Nielsen” families, muchos sin saberlo, a cambio de todos esos servicios gratis.

Incluso, los servicios de pagos como algunas con series y películas también van a analizar todo lo que ves en la tele. De hecho, tú quieres que sea así. Tal vez te gusta ver películas de amor y comedia. No creo que te gustara encender ese programa y ver una cara tétrica llena de sangre de alguna película de terror. Y bueno, aquí sólo hablamos de la tele, y porque es el primer paso. Todos esos contratos que no leemos porque son larguísimos, aceptamos que estas compañías usen nuestros datos para sus propios fines de marketing. Hay cada vez más leyes de protección de datos porque hace vente años, también era contenido con un valor alto monetario para publicidad no solicitada.

A día de hoy, se sigue haciendo, pero gracias a las leyes, cada vez menos. Aquí puedes leer que en está página, tus datos están protegidos y son tuyos, no míos.

Es sólo lo que me gusta en la tele, poco más. ¿Y cuantas corporaciones hay?

Quizás estés ahorrando muchos minutos cada día. Eso suma, y mucho, y está genial. Además, sólo has tenido que pagar una vez por el aparatito. No tienes que pagar por un servicio mensual, y con hablarle a este aparatito, puedes hacer la compra, comprar una nevera, abrir una cuenta de banco o incluso enamorarte de otra persona (sí, sin ni saber que cara tiene.) Parece una maravilla, ¿verdad? Caray, estas grandes corporaciones son más solidarías que las personas más gentiles de este planeta. ¿Qué bonito no? Este aparatito también aprende con el tiempo. ¡Maravilloso!

¿Empiezas a atar los cabos sobre los servicios gratis de las grandes corporaciones?

No hay mucho que decir, no es un gran secreto, pero lo quería incluir en este blog. Quizás alguna persona reflexione. Ahora hasta estas corporaciones nos ofrecen una contraseña segura que ellos generan y guardan. Les estamos dando en bandeja de oro absolutamente todo en nuestra vida. El marketing mueve millones al año. Las grandes corporaciones obtienen muchísima información de tu vida. Las fotos que subes, las cosas que posteas, las cosas que automatizas en casa, lo que compras online, que te gusta en la tele… Menos tus registros akáshicos, todo sobre ti esta en un disco duro de muchas corporaciones (Y más de una persona no podría vivir sin estas…)

De hecho, hay mucho más sobre nosotros de lo que imaginamos. Cuando algo entra en internet, nunca más desaparecerá, porque aunque mandes tus partes íntimas de un móvil a otro (mejor no hagas eso…), pasarán por unos servidores, ordenadores y filtros. Estas corporaciones controlan todos esos datos que pasan a través de sus servidores… Y no me hace falta decir más del tema!

Todo en su medida.

Esta entrada no es para que te escondas un bunker, pero es para que tengas un poco de conciencia. Hay algunas corporaciones, las más grandes de todas, que nos aumentan la calidad de vida. Un servicio permanente a cambio de comprar el dispositivo, donde en muchas corporaciones, no son caros. Ten en cuenta, que tu pago es la publicad que te hacen, normalmente de cosas que ya quieres. Sin embargo, esto generará o bien un gasto mayor (tal vez innecesario), o frustración por no tener poder financiero suficiente. Tu recibirás una publicidad basada en estudios y algoritmos de muchas corporaciones.

Y bueno, yo siempre recomendaría no tener toda tu vida en internet. Si usas un PC (que son una maravilla), ten un disco duro externo con información importante que no quieres perder (las copias de seguridad salvan disgustos), y con información importante o personal que no “pase por el cable de internet.” Por seguir con el ejemplo anterior, si os gusta grabaros en video, guardadlo en un disco duro a salvo, desconectado de internet y en un sitio seguro. No os voy a decir que cuando paséis el video de la cámara al PC lo desenchufes de internet, tampoco hay que pasarse.

Si tu PC está libre de virus, lo que tienes en el disco duro está offline, al menos que lo subas a una nube o algo (por eso, no recomiendo subir información de servidores online…), no tendrás problemas. Pero vamos, que si lo prefieres, tira del cable, mételo en el disco duro y enchúfate de nuevo! Ahora se desconectan las cámaras web “por si acaso.” Aplícate ese “por si acaso”, cuando pases información sensible o personal por internet.

Ahora, un poco de auto-análisis y ten conciencia de lo que envías a través de estas grandes corporaciones.

Y un problema, es que estas corporaciones a veces no hacen bien su trabajo, y tus datos están en el medio. Como por ejemplo, con lo que pasó este día (clic aquí.)

Y bueno, realmente eso es todo para esta semana. La semana que viene voy a compartir algo. No me gusta mucho todo el tema de test y tal para ver que tipo de alma eres, o si tienes un despertar espiritual o no. Los veo un poco una chorrada. Por lo tanto, en vez de eso, lo que haremos la semana que viene es enseñarte como poder ver por ti mismo los potenciales que tienes. Explicando un poquito algunos detalles, y dándote un consejo, podrás ver con tus propios ojos (o corazón) lo que estás buscando, sin tests. Pero vamos, os cuento la semana que viene. ¡Nos vemos el próximo miércoles! Espero que paséis una semana genial! Estaré de vuelta la semana que viene.

Ah! Y si no queréis perderos nada, os invito a que os suscribáis a mi newsletter, donde además encontrarás contenido exclusivo. Lo puedes hacer  haciendo clic en la imagen de abajo:

Suscríbete.

Te invito a que le eches un vistazo a las entradas anteriores: tercer año, segundo añoprimer año.

Mucha luz y amor,

Te deseo mucha abundancia! (Inicio)

Rev. Fernando Albert

gracias

Related Posts…

0 comentarios

Deja un comentario