GUIDED HEALING MEDITATIONS WITH FERNANDO ALBERT

Meditations that are out of this world!

Respiración: Un movimiento pulmonar que nos mantiene con vida. ¡Vamos a hacerlo bien!

La respiración correcta nos traerá salud.

Written by Fernando Albert

diciembre 9, 2020

La respiración correcta nos traerá salud.
Vamos a sacarle todo el provecho a nuestra respiración.

¡Hola! Espero que el último pronóstico del 2020 os haya ayudado. Esta semana vamos a hablar de una de las mecánicas que nos mantienen con vida: la respiración. Hace tiempo ya quería hablar de este tema, y por fin he encontrado el momento. La mayoría de la gente respira para vivir, al fin y al cabo, tenemos que respirar constantemente. Sin embargo, le puedes sacar mucho más partido a tu respiración de lo que imaginas. Nuestra respiración cambia mucho en un ciclo de veinticuatro horas, generalmente siendo mucho mejor durante las horas de sueño.

La respiración, aunque sea automática, dicta mucho nuestro estado de ánimo, energía, y muchas cosas más. Por esta razón, según las experiencias que tenemos, podemos observar un cambio en el ritmo respiratorio. Es la hora de descubrir que todas las personas pueden controlar mucho mejor la forma de hacerlo. Hay muchos momentos que si cambiamos el ritmo, podemos obtener un mejor resultado. Incluso en los momentos más complicados puedes tener unos resultados mucho mejores si tienes en cuenta tu respiración.

La importancia de la respiración y porqué lo hacemos tan mal.

Todos sabemos lo importante que es respirar correctamente. Sin embargo, muy poca gente presta atención a su respiración. Vivimos en una sociedad muy acelerada, donde tenemos poco tiempo que perder. Sin embargo, aprender a controlar la respiración trae muchos beneficios. La mayoría de la gente sólo lo hace bien cuando duermen. Mientras dormimos, el movimiento pulmonar es lento y pausado. De hecho, este movimiento dictará muchas cosas en nuestra salud, como las pulsaciones de nuestro corazón.

Normalmente, estamos acostumbrados a respirar mal. Tomamos aire por unos pocos segundos, y después, rápidamente lo expulsamos. Realmente, estamos tomando el aire justo constantemente, o incluso un poco menos. ¿Te has dado cuenta que a veces coges mucho aire y respiras profundamente? Es como que el cuerpo te lo pide, y no te das cuenta hasta que ves que tus pulmones están llenos de aire. Cuando nos sucede esto involuntariamente, significa que estamos privando al cuerpo de oxígeno, y el cuerpo tiene que hacer mayor esfuerzo para obtenerlo.

No voy a darle muchas vueltas a este tema, pero os quiero decir que es importante de vez en cuando centrarse en tu respiración. Es importante siempre llenar los pulmones, y unos segundos despues, varciarlos lentamente y del todo. A veces, sólo con observar tu respiración, puedes darte cuenta al momento si lo estás haciendo bien, o no. Al darte cuenta, y después de unas semanas de práctica, sin pensarlo volverás a un ritmo correcto. Esto mantendrá tu sangre, células, músculos, y órganos bien oxigenados.

Si hay prisas y/o dolores, ¡presta más atención!

A veces no todo funciona de la forma que queremos. Vivimos en unos cuerpos físicos, los cuales a veces no funcionan bien. De esto vamos a hablar en un futuro, pero quiero mencionar unas cosas. Es muy importante prestar atención a tu respiración, sobretodo, si problemas como dolor, por ejemplo, no te dejan respirar correctamente. A veces, la salud no nos deja respirar bien por cualquier motivo. Acabamos aguantando el aire, y tardando más en expulsar el air y reciclar el dióxido de carbono de nuestros pulmones. Esto puede cambiar un poco el oxigeno en sangre. Si has pasado un momento así y ahora estas mejor, es un buen momento para hacer algunos ejercicios de respiración.

Si haces mucho deporte y/o tienes una vida muy activa, también es genial hacer ejercicios para relajar tu cuerpo, y tu corazón.

Ayuda al cuerpo a auto-sanarse con un ritmo apropiado.

Un aspecto importante de la espiritualidad, es vivir una vida lo más sana posible. Y con esto no me refiero a volverse crudivegano y hace cuatro horas de deporte al día. Me refiero a tener sobretodo las pequeñas cosas en cuenta, que nos aportan mucho a la vida, y nos consumen entre poco y nada de tiempo. El cuerpo, por muy complicado que pueda ponerse, sabe autosanarse. Algo tan simple como hacerse un corte, hasta un órgano que se puede regenerar a raíz de células madre. El cuerpo siempre encontrará un momento para sanarse y mejorar.

Es posible mejorar “las condiciones” de nuestro cuerpo para acelerar o empoderar estos momentos de sanación. La respiración es un aspecto clave. El ritmo de la respiración dicta mucho el estado de nuestro cuerpo, al igual que nuestras emociones. Por ese motivo, cuando nos enfadamos, respiramos más rápido. Por lo tanto, es muy importante de vez en cuando controlar la respiración. Voy a dar unos ejercicios, pero os voy a decir que antes de hacer esos ejercicios, hagas este:

Observa tu propia respiración en diferentes momentos del día, pero sobretodo, en momentos de más relax. Por ejemplo, cuando te despiertas por la mañana. Quieres observar el ritmo en un estado de relax. Una vez conozcas tu respiración en este estado, podrás emularlo. Si te encuentras con muchos nervios, quizás te cueste un poco más. Sin embargo, si durante el día intentas cambiar el ritmo a uno un poco más pausado, tu cuerpo tendrá la oportunidad de auto-sanarse mejor. Aunque parezca una tontería, la respiración influye mucho en nuestra vida, y además, es un poco diferente depende de la persona.

Elimina la ansiedad.

Llegará un momento que podrás bloquear momentos de ansiedad. Por ejemplo, empiezas a preocuparte de algo, y te entran los nervios, acelerando tu respiración. Esto puede llegar a peor y acabar desquiciado al final de la tarde. Esto a la larga se puede volver un problema. Si sabes relajar tu ritmo, verás que a los pocos minutos de hacerlo, esos nervios se han ido. Vas a tener una tarde mucho mejor. Es importante que sepas que esto lleva tiempo, y práctica. Pero si tienes perseverancia, a las pocas semanas ya podrás notar progreso.

Si cambias tu respiración, tendrás diferentes resultados.

Respirar con mayores metas que sólo obtener oxígeno.

Cómo bien sabes ya a estás alturas, la respiración es mucho más que consumir oxígeno para mantener las células vivas. Por lo tanto, es importante que aprendas a hacerlo bien. Ya he comentado arriba una razón muy de peso para que empieces a dominar tu forma de respirar. Si cambias el ritmo de tu respiración, podrás relajar, o obtener más energía en el momento que lo necesitas. Y para no hacer muy larga esta entrada, voy a ir al grano con unos ejercicios que te pueden ayudar.

Limpiando los chakras

Este ejercicio es realmente muy sencillo, y si te centras en equilibrar tus chakras mientras lo haces, obtendrás mejores resultados. Este ejercicio es para poder relajar vuestros pulmones y corazón. De hecho, este ejercicio no tiene mucho secreto. Es bastante fácil y si aprendes a meditar, ya lo dominarás.

Como dije más arriba, recomiendo mejor que encuentres tu propio ritmo respiratorio, pero te voy a dar el mio para que pruebes:

  • Toma aire durante siete segundos, llenado los pulmones hasta el punto de expandir tu abdomen.
  • Aguanta el aire tres o cuatro segundos.
  • Expulsa el aire lentamente (esto es lo más cuenta), durante unos diez segundos.
  • Deja tus pulmones vacios unos tres o cuatro segundos y vuelve a tomar aire.
  • Usa tu nariz, boca, o ambos. Lo que te sea más cómodo.

Repítelo una y otra vez. Llegará un momento que tu respiración se quedará a este ritmo. Notarás que tu ritmo cardiaco se ha reducido, y que sientes muca más tranquilidad. En este estado es donde el cuerpo se recupera más rápido. Un estado de paz mental siempre trae sanación. Si aquí te centras en tus chakras, también podrás equilibrarlos y empoderamos. Échale un vistazo a estos ejercicios para sanar los chakras. Los puedes hacer mientras tienes una respiración relajada. De hecho, esta es una respiración ideal para inducir viajes astrales.

Potenciando tu energía.

Hay muchas formas de cambiar tu estado energético con la respiración. A veces queremos potenciar nuestra energía y elevar el ritmo cardíaco. El ejercicio que os voy a dar es sobretodo para potenciar tu energía espiritual. En algunos círculos espirituales se usa esta técnica para elevar las vibraciones de los chakras, y la energía. Es muy sencillo, y conocido, lo llaman “Fire Breathing” (Respiración de fuego.)

Realmente, se trata de hacer muchas respiraciones corta, muy cortas y muy sucesivas. Es mejor que lo hagas por la nariz, ya que por la boca podría marear. Haz este ejercicio durante 30 segundos más o menos. Más si no te mareas y así lo deseas. Una vez hecho, prueba a hacer una meditación sencilla, ¡y verás que cambio!

Lo mejor de respirar.

Lo mejor esta claro es seguir vivos, pero también, cuando cambiamos nuestro estado gracias a la respiración, es algo que agradecer. Sobretodo cuando consigues, sólo con respirar, reducir la ansiedad, y evitar un ataque de pánico, por ejemplo. Es esencial tener un poco de cabeza con este tema. Dedícale unos minutos cada día a respirar correctamente. Después de unas semanas, te acostumbrarás a hacerlo mucho más. Y bueno, esto es un tema bastante común, así que no quiero hacer la entrada demasiado larga (que ya lo es un poco jeje), pero quería compartir mis ideas, ya que algunas personas me han preguntado.

La semana que viene toca una exploración. Ya vi el mes pasado que os gustó mucho la Exploración de los Guías, aun y que una de las Clásicas tiene la misma meta. Bueno, para la semana que viene voy a hacer lo mismo, pero con los Registros Akáshicos, que también merece mucho la pena investigar. Pero bueno, todo esto en una semana.¡Nos vemos el próximo miércoles! Espero que paséis una semana genial! Ahora, céntrate en tu respiración. Estaré de vuelta la semana que viene.

Ah! Y si no queréis perderos nada, os invito a que os suscribáis a mi newsletter, donde además encontrarás contenido exclusivo. Lo puedes hacer  haciendo clic en la imagen de abajo:

Suscríbete.

Te invito a que le eches un vistazo a las entradas anteriores: cuarto año, tercer año, segundo añoprimer año.

Mucha luz y amor,

Te deseo mucha abundancia! (Inicio)

Rev. Fernando Albert

gracias

 

Related Posts…

0 comentarios

Deja un comentario

Abrir chat